Uber

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha salido en defensa de los vehículos de alquiler con conductor (VTC). La CNMC ha criticado las severas normas instauradas en Barcelona (y que se prevén aprobar en Madrid) que perjudican a empresas como Uber y Cabify y, sobre todo, a los usuarios, en beneficio de los taxistas.

El ‘superregulador’ ha impugnado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña determinados artículos del reglamento aprobado en Barcelona, entre ellos el que obliga a solicitar uno de estos vehículos con una hora de antelación y el que restringe el número de días en que operan.

No obstante, tal como recuerda la CNMC, la aplicación de esta norma está actualmente en suspenso ante las medidas cautelares pedidas por este mismo órgano.

Uber Cabify Madrid

Madrid supera la cota de los 8.000 coches de Uber y Cabify

Madrid ha superado la cota de las 8.000 licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC), los que dan servicio a plataformas como Uber...

En el caso de Madrid, la comisión ha emitido un informe sobre la ordenanza que la capital prepara para regular el sector, en el que alerta de que contiene “injustificadas discriminaciones” respecto a los taxis que, en último término, “incidirán negativamente en la prestación del servicio a los usuarios”.

Se trata de las limitaciones a que los VTC (como Uber y Cabify) circulen en vacío o en función de su etiqueta medioambiental. En este sentido, la CNMC considera que “no se ha probado” que las restricciones a estos coches sean “necesarias y eficaces” para luchar contra la contaminación y tráfico en la capital.

“Pueden existir alternativas menos restrictivas para luchar contra la contaminación y la congestión, como el fomento del uso de vehículos menos contaminantes”, argumenta.

Por contra, el ‘superregulador’ considera que las medidas tanto de Barcelona como de Madrid “inciden negativamente en la prestación del servicio a los consumidores finales, provocan mayores precios, menor calidad e innovación, disminuyen la oferta disponible y ello se traduce en mayores tiempos de espera”.

LAS QUE MÁS VTCs TIENEn

Madrid y Barcelona son las dos ciudades en las que mayor número de VTC circulan. La capital contaba con 8.033 de estos vehículos, más de la mitad del total del país (15.082 licencias), mientras que en la Ciudad Condal se contabilizan 2.073.

No obstante, en el caso de Barcelona, Uber dejó de operar en la ciudad cuando en febrero se aprobó la normativa autonómica sobre el sector que ya obligaba a contratar uno de estos coches con quince minutos de antelación. Posteriormente también salió de Valencia por una norma similar.

En el caso de Cabify, ha reestructurado su modelo de negocio para pasar a prestar de forma directa el servicio de VTC, en vez de gestionarlo, en estas dos ciudades. De esta forma, sólo tiene que cumplir con los quince minutos previos la primera vez que un usuario pide uno de sus coches.

Además de Cataluña y Valencia, también han entrado a regular este sector Baleares, Aragón y País Vasco. En el caso de la Comunidad de Madrid, por el momento no lo ha reglado a escala regional.

Con estas iniciativas, la CNMC mantiene su ‘batalla’ contra las normativas que las distintas administraciones aprueban en contra de los VTC (sobre todo Uber y Cabify). A escala estatal, actualmente tiene recurrido ante el Tribunal Supremo el registro obligatorio ‘online’ al que desde el pasado mes abril estos coches deben comunicar todos sus servicios.