Banco Sabadell

En el primer semestre de 2018, Banco Sabadell tuvo un beneficio neto de 120,6 millones de euros, un 67% menos que en el mismo periodo del año anterior. ¿Cuánto hubiera ganado si no se hubiera tenido en cuenta a TSB? Ni más ni menos que 317,7 millones de euros. Es decir, un 163% más.

Sin TSB, la caída sólo hubiera sido del 10,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Lo mismo sucede con el beneficio antes de impuestos: la variación anual del grupo ha caído un 66,4%; sin TSB, se hubiera reducido a tan solo un 15,5%.

Y es que la filial británica del banco presidido por Josep Oliu, por la que pagó 2.350 millones de euros, está suponiendo verdaderos quebraderos de cabeza debido a la migración tecnológica: más de 130.000 incidencias que, entre otras cosas, ha supuesto para Banco Sabadell provisionar 92,4 millones de euros para compensar las futuras quejas de los clientes.

El comportamiento de la cartera hipotecaria de TSB ha sido bueno, pasando de los 27.752 a los 28.728 millones de libras

Pero dejando a un lado los costes extraordinarios de TSB, por encima de los 200 millones, ¿cómo ha condicionado el devenir del banco a lo largo de 2018? Ya hemos visto que la incidencia en el beneficio neto y bruto ha sido más que notable. Pero no ha sido la única.

BANCO SABADELL Y TSB: MARGEN DE MEJORA

Por ejemplo, si hablamos de crédito, este creció un 2,9% trimestral, y un 3,7% interanual. Si no se hubiera teniendo en cuenta a TSB, esas cifras hubieran sido superiores. En concreto, un 3,9% y un 4,6%, respectivamente.

Esa situación se repite como un mantra en muchos de los apartados de las cuentas de Banco Sabadell. Así, los recursos de clientes en balance aumentan a tipo de cambio constante un 2,8% (4,1% ex TSB) interanual y un 2,2% (4,1% ex TSB) trimestral.

Por lo que respecta a las comisiones, que tuvieron un buen comportamiento por las comisiones de servicio y de gestión de activos, aumentaron un 2,5% (trimestral) y un 6,3% (interanual) en el Grupo. Sin TSB, hablaríamos del 6,5% y del 9% en los mismos periodos. En el caso del margen de intereses interanual, permanece estable en el Grupo, y crece un 1,3% dejando a un lado TSB.

¿Y cuál ha sido el comportamiento de TSB en particular? Por lo que respecta a la cartera hipotecaria ha sido bueno, pasando de los 27.752 millones de libras en junio de 2017, a los 28.728 millones un año después. Sin embargo, los préstamos sin colateral y préstamos de empresa han caído, desde los 2.423 millones de libras a los 2.296 millones. En conjunto, la inversión crediticia neta de clientes subió un 2,8% interanual, y un 0,7% trimestral.

PSOE

Jordi Sevilla, el multiusos del PSOE que trabajó con Rodrigo Rato

El PSOE de Pedro Sánchez le ha ofrecido a Jordi Sevilla la presidencia de REE. Ahí sustituirá a José Folgado, con quien convivió en el Ministerio de Economía y Hacienda, además de junto a Rodrigo Rato.

En cuanto a los depósitos de ahorro, cayeron desde los 19.286 millones de libras en junio de 2017, a 17.967 millones en junio de 2018 (-7,3%). Sin embargo, las cantidades depositadas en cuentas corrientes pasaron de 9.552 a 10.419 millones (+9,1%); y en cuentas empresas, fue de 1.105 a 1.191 millones (+7,7%). Por tanto, en conjunto, los depósitos de la clientela tuvieron una variación anual negativa del 1,3%.

Banco Sabadell todavía tiene trabajo por delante con TSB. De momento, su meta con la filial británica es que en 2019 todo funcione a la perfección, sin problemas tecnológicos de por medio.