DGT multa

En los periodos de crisis es muy común la profundización de multas, una particularidad muy connotada en los ayuntamientos españoles en el último tiempo, esto si se tienen en cuenta las diferentes estadísticas. Por lo general, las sanciones más recurrentes de la DGT son las de aparcamiento en los espacios limitados o por doble fila, las mismas contemplan un 65% de las multas; así mismo, el listado es cerrado por las multas por exceso de velocidad y las concernientes a estar hablando por teléfono.

Para poder librarte de las fatídicas multas, Merca2 ha procedido a conversar con algunos expertos de las llamadas empresas ‘recurremultas’ más conocidas que son: policías, los controladores de hora, entre otros.

Multa establecida por fuera de los plazos

multa

Según la ley, la Administración cuenta con tres meses de plazo para participar al infractor las sanciones que no tienen mucho peso, siendo el caso de estacionamiento limitado o conversar por el móvil. No obstante, las faltas más graves como sobrepasar por encima del 50% la velocidad acorde, puede conducir a amonestaciones que superen el año.

En el supuesto caso que las multas lleguen algo tarde, tendrás la capacidad de argumentar que te han prescrito y por ende, no tendrás que cancelar nada. 

Álvaro García de la empresa Sinmultas comenta: “Alargar los plazos lo máximo posible: por ejemplo, apurar los 15 días hábiles que tienes por ley para recurrir, apurar los otros 15 que tienes para contestar cuanto te envían las pruebas que te incriminan, el mes que tienes para presentar alegaciones”.