Los nueve primeros meses de 2018 han supuesto un gran impulso a la transformación comercial y digital del Banco Santander. En total, al finalizar septiembre, el Grupo Santander tenía 142 millones de clientes.

La presidenta del grupo, Ana Botín, destacó la semana pasada que el número de clientes vinculados en todo el mundo, aquellos para los cuales Santander es su banco principal, aumentó un 19 por ciento en un año, hasta alcanzar los 19,6 millones. “Vincular” clientes significa que utilicen más productos y servicios del Banco, sin necesidad de acudir a un segundo banco. Es un objetivo prioritario tanto a corto como a largo plazo, y una estrategia clave para conseguirlo es desarrollar nuevos productos innovadores y sistemas digitales que faciliten al máximo sus operaciones a los usuarios. De hecho, el número de clientes que ya hacen uso de los servicios digitales del Grupo Santander subieron un 24 por ciento, hasta casi 30 millones.

Los ingresos del grupo aumentaron un 9 por ciento en los primeros nueve meses, hasta 35.882 millones de euros, mientras que el crédito y los recursos de clientes crecieron un 3 por ciento y un 4 por ciento, respectivamente. La inversión en transformación comercial y digitalización hizo que el crecimiento de los costes operativos fuera del 8 por ciento. Sin embargo, la ratio de eficiencia de Santander se mantiene en 46,9 por ciento, una de las mejores entre sus competidores, que tienen una media superior al 65 por ciento.

Santander destaca ocho grandes nuevas iniciativas comerciales durante los primeros nueve meses del año. En España, se abrió el primer “Work Café”, como alternativa a las oficinas comerciales tradicionales, un espacio colaborativo para clientes y no clientes, que agrupa en un solo lugar una sucursal bancaria, un coworking y una cafetería. Se puede trabajar, conectarte a internet, celebrar reuniones, asistir a eventos y, por supuesto, realizar gestiones financieras. Todo esto mientras se toma un café hecho por expertos baristas, acompañado de pastelería de autor. Este primer Work Café español, un modelo importado desde la filial chilena del grupo, está en la Plaza de los Sagrados Corazones, en Madrid.

En México, se lanzó el nuevo modelo “Sucursal Ágil”, que reduce los tiempos de espera para los clientes y brinda un servicio más dinámico. También en México, se han iniciado otros dos servicios innovadores, como el “Súper Auto”,  para la financiación de automóviles y motos, y el “Crédito Agro” para incentivar la colocación de créditos a pymes del sector agrícola

En digitalización, tanto en Openbank -el banco plenamente digital del Grupo-como en el Reino Unido se han lanzado nuevosservicios de inversión automatizada (lo que se conoce como un “robo advisor”). En la entidad española se han sumado también nuevas funcionalidades, como el almacenaje privado y seguro de contraseñas de cualquier tipo, y un agregador de cuentas de cualquier otro banco.

Por último, en Poloniase han puesto en marcha la plataforma Dzialalnosc.pl, dirigida a emprendedores, y la aplicación mSignature, que sirve para autorizar operaciones a través del móvil sustituyendo a los tradicionales códigos por mensajes de móvil.

Comentarios