Toys 'R' Us
Foto: Bloomberg.

Los fondos que son ahora propietarios de la marca Toys ‘R’ Us tienen previsto volver a introducir en el mercado al minorista de juguetes como un negocio independiente el próximo año.

Solus Alternative Asset Management y Angelo Gordon intentarán captar capital para reanimar al distribuidor minorista de juguetes, que cerró sus últimas tiendas a finales de junio, y están trabajando en planes que incluyen tiendas físicas para la cadena, según han explicado fuentes de la operación a Bloomberg..

Antes de abrir sus propias tiendas, los fondos se han asociado con Kroger Co., el mayor operador de supermercados de Estados Unidos, para crear secciones temporales que se llamarán Geoffrey’s Toy Box en unas 600 tiendas, según las fuentes. Las áreas dentro de los supermercados operarán esta temporada festiva, y venderán una selección de juguetes de marcas como Imaginarium y Journey Girls.

El plan definitivo aún se está elaborando y podría cambiar dependiendo de varios factores, incluida la financiación, tal y como han comentado las fuentes. Representantes de Angelo Gordon y Solus Alternative Asset Management no hicieron comentarios al respecto.

El restablecimiento de la marca Toys “R” Us sigue siendo una tarea difícil, especialmente debido a que los contratos de alquiler y centros de distribución de la cadena se vendieron durante la liquidación. Algunos minoristas han encontrado una segunda vida después de su liquidación, pero por lo general ha sido sólo en internet o como una sección en otra tienda.

EL PLAN B DE TOYS ‘R’ US

Solus y sus socios no se habían propuesto ser comerciantes. Los inversores asumieron el control de las marcas Toys “R” Us y Babies “R” Us porque la propiedad intelectual servía de garantía a sus préstamos, que el minorista dejó de pagar después de declararse en bancarrota. Inicialmente, los fondos pusieron a subasta los derechos de propiedad intelectual, pero cancelaron la venta, argumentando que conservarlos era mejor que las ofertas que recibieron.

Sin embargo, el proceso les impidió formular un plan a tiempo para la importante temporada de compras navideñas. Muchos proveedores de juguetes ahora dicen que sencillamente han buscado otras alternativas.

Los planes para un relanzamiento de la marca, que fue informado inicialmente por Bloomberg el mes pasado, no han sentado bien a los ex trabajadores, quienes culpan a los fondos por la liquidación de la compañía y la pérdida de 33.000 empleos.

“Estoy harta de todo esto”, dijo Cheryl Claude, que era gerente de una tienda y se trasladó desde Nueva Jersey para protestar frente a las oficinas de Manhattan de Solus y Angelo Gordon el mes pasado.

La ausencia de la empresa no ha perjudicado solamente a los trabajadores. Hasbro Inc. dijo en su informe de ganancias de octubre que el impacto de la desaparición del minorista podría persistir durante algunos trimestres. Mattel Inc. también ha sufrido el impacto de la liquidación de su mayor cliente.

Eliza Ronalds-Hannon, Lauren Coleman-Lochner y Matthew Boyle para Bloomberg.

Comentarios