Toshiba
Imagen / Bloomberg

La competencia se debe tener en cuenta. Aunque quizá no tenga que ser un componente para establecer la estrategia corporativa. Por eso, la tecnológica de origen japonés Toshiba está meditando volver al segmento del consumo particular en la venta de ordenadores después de su retirada masiva hace unos años. Y lo hace sin importar el fuego cruzado que existe entre HP y Lenovo donde estos últimos cada vez tienen más peso.

Y es que la decisión no fue sencilla. El consumo particular de PCs ofrece glamour y reconocimiento. Pero el dinero, en determinados momentos, llega a través del segmento privado, puesto que empresas y administraciones públicas son clientes más fieles. Ante esa perspectiva, Toshiba renunció a su presencia continuada en lineales como los de Media Markt o El Corte Inglés. Centró su esfuerzo en el nicho corporativo, y así ha capeado el temporal.

Ahora toca plantearse volver a la escena del consumo. Así lo ha escenificado esta semana el responsable de la filial de ordenadores para España, Emilio Dumas, que en un encuentro con la prensa ha asegurado que la vuelta al consumo está sobre la mesa en los planes estratégicos de la compañía.

Movistar

Movistar, Orange y Vodafone quedan congelados: mucho paquete y poco dinero

Los tres principales operadores de telefonía echan cuentas y los resultados no salen. Después de meses de dura batalla en la captación de clientes...

La decisión no es aleatoria y viene condicionada por el respaldo de un gigante. En concreto, Dumas explicó que, tras la adquisición de la filial de ordenadores personales por parte de Sharp, las cosas han cambiado. Básicamente porque desde el año 2016 esta compañía está controlada por el todavía más gigante Foxconn. Uno de los líderes en la fabricación de componentes que le puede ofrecer a Toshiba una escalabilidad a bajo coste que ahora mismo no tenía.

Aunque las dudas, al menos en el mercado español, surgen de inmediato. ¿Se trata del momento idóneo para competir teniendo en cuenta que Lenovo cada vez tiene mayor presencia y reconocimiento de marca? ¿Se da por hecho, precisamente, que HP está de capa caída tras perder el liderazgo y sea un momento para volver? ¿Hay otros condicionantes, por ejemplo en el entorno económico?

TOSHIBA ANTE LOS FANTASMAS DE LENOVO ¿Y LA ECONOMÍA?

La situación -en las tripas del chauchau empresarial- está tensa entre Toshiba y Lenovo desde que el actual director general de la filial de origen chino abandonó a los japoneses. Alberto Ruano estuvo 13 años en Toshiba en distintos cargos -llegando a dirigir la división-, y desde 2013 es la cara visible de Lenovo.

Desde entonces se propuso llevar al liderazgo a la compañía, y este año lo ha conseguido. Por el camino empujó a Toshiba a tomar la decisión de dejar el consumo; algo, no obstante, que también hizo Samsung. Pero ahora todo vuelve a la casilla de salida.

La venta de PCs, tanto en general como en el segmento de particulares está teniendo un buen comportamiento. Además, la ralentización de la economía, sobre todo en el ámbito empresarial, puede hacer que las empresas espacien la renovación de equipos. Por descontado, ante la incertidumbre política a nivel nacional, quizá no se trata del mejor momento para colocar ordenadores a la administración.

Por todo ello, el momento de Toshiba es el idóneo para plantear su vuelta al consumo. Sin miedo a nada. Fuentes cercanas a la tecnológica advierten a MERCA2 de que no hay miedo a Lenovo. Y claro está, menos a HP que en los últimos meses ha visto como su presencia ha ido menguando. Además, Acer y Asus siguen ocupando discretos lugares en las cuotas de mercado, lo que supone el punto de inflexión perfecto para los japoneses.

Comentarios