TikTok

El mundo digital llegó hace unos años para transformar todos los negocios. La música, como otras industrias culturales, ha sufrido una lenta transformación. El fenómeno Spotify lo ha cambiado todo. La forma de consumir, de promocionar, etc. Y cuando todo parecía que se tranquilizaba, ha llegado la red social TikTok para dar un nuevo giro. Aunque es positivo.

Que no se asuste nadie en la industria discográfica. Según un análisis de Business Insider, que destripa el impacto que ha tenido la red social asiática en el mundo de la música, su penetración está siendo tan grande que se ha convertido en una poderosa arma comercial.

Tanto, que gran parte de la industria musical ya destina partidas económicas concretas para estrategias comerciales y de marketing dentro de TikTok. Y es que esta red social, que juega gran parte de su viralidad en los videos con música, ha conseguido llegar a miles de personas, y su crecimiento es continuo. No solo eso, su impacto cada vez es mayor, y el target de usuarios también se hace más amplio. En un principio se trataba de una red casi exclusiva para muy jóvenes, pero eso se ha transformado.

Un público de más edad ha llegado como usuario, y el impacto es mayor. Todo ello con el mismo componente: videos con música muy pegadiza. Por ese motivo, grandes sellos e independientes quieren colar su música. Mediante influencers, o en la generación más o menos casual de los videos. No se trata tanto de sustituir los canales tradicionales para escuchar música, esa no es la intención, es más una herramienta de promoción.

TIKTOK PARA TODOS

Lo bueno en este caso de TikTok es que sirve para toda clase de músicos, cantantes o empresas discográficas. Da lo mismo. La clave es la viralidad que puede conseguir el video y, por lo tanto, el impacto final que pueda tener.

Asimismo, su evolución corporativa y la dimensión que puede llegar a tener, también invita a esa inversión. Por ejemplo, ha trascendido que Twitter ha mantenido conversaciones preliminares con TikTok para estudiar una posible combinación entre ambas y evitar que la aplicación china deje de funcionar en Estados Unidos, según ha informado el diario The Wall Street Journal (WSJ).

La pasada semana, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que prohíbe “cualquier” transacción con TikTok, propiedad de la china Bytedance, que considera un peligro para la seguridad nacional y que prohibirá el 15 de septiembre si no alcanza un acuerdo de venta de sus operaciones en Estados Unidos.

Según WSJ, por el momento se trata solamente de conversaciones preliminares que apuntan a una combinación entre ambos servicios. Aunque está menos avanzada en las negociaciones que Microsoft y tendría más dificultades para pagar la compra, Twitter defiende que su tamaño más pequeño evitaría investigaciones antimonopolio.