Tesla

Tesla ha finalizado su proceso de compra para hacerse con Maxwell, después de haber prorrogado hasta en dos ocasiones el plazo límite. En concreto ha adquirido el 79% del fabricante de baterías, según ha informado la propia compañía.

La operación, que Tesla pretendía cerrar antes del pasado 19 de marzo, se ha saldado con el intercambio de 36,7 millones de acciones de Maxwell, representativas del 79% de su capital, por 0,0193 de cada título de la fabricante de vehículos.

Teniendo en cuenta el precio de 4,48 dólares por título en el que cerraron este miércoles las acciones de Maxwell, el conjunto de 36,7 millones de títulos adquiridos por la empresa, tienen una valoración total de 164 millones de dólares (146,7 millones de euros).

La compañía llevará a cabo este movimiento a través de su filial Cambria Acquisition, ubicada en Delaware (Estados Unidos), como ha informado la compañía de automóviles eléctricos.

Como consecuencia del éxito de la operación, las restantes acciones representativas del 21% del capital social de Maxwell que no han sido intercambiadas bajo el acuerdo de adquisición firmado entre ambas compañías, serán consideradas de forma ajena y no tendrán el mismo derecho a recibir la misma valoración dada por Tesla.

FUERTE CAÍDA DE TESLA EN BOLSA

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha castigado con dureza a muchas compañías. Entre fabricantes de automóviles, la peor parte se la ha llevado sin duda alguna Tesla. La compañía fundada por Elon Musk cayó a mínimos que no se vislumbraban desde comienzos del año 2017.

TESLA

La guerra comercial lleva a Tesla a mínimos de dos años en bolsa

Tesla ha sido el fabricante de automóviles más castigado tras el recrudecimiento de la guerra comercial en Estados Unidos y China. Tanto es así...

Tesla se hundió hasta un 6,3% en el parqué de Wall Street, con las acciones de la compañía en 244,50 dólares (algo más de 217 euros). Se trata de un rango intradía que no tocaba desde el inicio de hace dos años. Por otro lado, la acción de la marca norteamericana lideró las caídas entre los 27 miembros del Índice Mundial de Fabricantes de Automóviles que elabora Bloomberg.