Telefónica

Telefónica Brasil (Vivo) ha firmado un Acuerdo de Intenciones con Tim, con el objetivo de compartir redes en este país. La intención es buscar mayores oportunidades en este campo, con el fin de una mayor eficiencia que permita ahorrar costes, según ha señalado la filial de Telefónica a través de un escrito.

Mientras en Europa está listo el 5G, el objetivo en Brasil es que las operadoras puedan compartir sus respectivas redes de 2G en todo el país, así como establecer un nuevo acuerdo de compartición que afecta a la infraestructura de la red 4G en la banda de 700 MHz. A este respecto, añaden que tienen previsto limitar las conversaciones a ciudades con menos de 30.000 habitantes, aunque en un futuro podría ampliarse a localidades más grandes.

Telefónica

Telefónica acuerda con Arad crear “los mejores contadores electrónicos”

Telefónica ha cerrado un acuerdo de colaboración con Arad, por el cual se involucrará de lleno en el grupo de contadores de...

Asimismo, también analizarán oportunidades de compartición de redes en otras frecuencias y tecnologías, así como opciones de mantenimiento y operación de la red que aporten una mayor eficiencia y permitan una reducción de costes, relacionadas, entre otros aspectos, con la energía eléctrica y el alquiler de sitios.

Telefónica y TIM subrayan los beneficios que pueden surgir de estas conversaciones, como la mejora de la calidad del servicio ofrecido a los clientes por parte de ambas operadoras o una mayor eficiencia en la asignación de inversiones y en los costes operativos.

“No menos importante, las iniciativas de compartición están en línea con los desafíos de sostenibilidad (uso consciente de la energía) y urbanismo (optimización del uso de los espacios públicos) y se han ejecutado con éxito en varios países, incluido Brasil”, añaden las operadoras, quienes afirman que el acuerdo sigue las mejores prácticas internacionales e impulsa el proceso de digitalización sostenible de Brasil.

INDEPENDENCIA COMERCIAL

Por otro lado, las partes aseguran que mantendrán su independencia en los aspectos comerciales y la gestión de clientes, sea cual sea el acuerdo que pueda resultar de estas discusiones. “Este MoU no crea una empresa conjunta ni ninguna asociación comercial o relación comercial formal, ni crea ni implica ninguna relación exclusiva entre las partes”, inciden.

El presidente de Vivo, Christian Gebara, ha remarcado que el principal objetivo de la iniciativa pasa por mejorar la experiencia del cliente y liberar inversiones para tecnologías de futuro. “En un momento en el que la demanda de datos crece exponencialmente, buscamos una mejora relevante en la experiencia de cliente, así como una reasignación de recursos para nuevas tecnologías como 4G, 4,5G y Fibra”, ha incidido.

Por su parte, el presidente de TIM, Pietro Labriola, ha señalado que compartir infraestructuras es la “solución industrial clave” para el desarrollo de las telecomunicaciones en el país, con miras a la introducción de nuevas tecnologías. “Este acuerdo representa una iniciativa eficiente, que aumenta la velocidad de implantación de redes, reduciendo el nivel de costes e impactos”, ha resaltado.

A partir de este acuerdo de intenciones, las empresas trabajarán de forma conjunta para concretar el plan de compartición a lo largo de los próximos 90 días, que, una vez concluido, será sometido a aprobación por parte de las autoridades correspondientes.