DIA franquicias

Los resultados económicos de DIA no han hecho más que constatar las dificultades que atraviesan tras una semana convulsa en la que Mikhail Fridman ha lanzado una opa para comprar la compañía. DIA cerró el pasado año con unos números rojos que alcanzaron los 352 millones de euros, según un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además, ha anunciado la puesta en marcha de un procedimiento de despido colectivo para hasta 2.100 de sus empleados de Twins Alimentación, una de sus filiales.

La cifra de negocio de la compañía durante 2018 cayó un 11%, hasta situarse en los 7.288 millones de euros (cuando el año anterior fue de 8.217 millones de euros).  Por su parte, el resultado de explotación reflejó unos números rojos de 94 millones, tras elevarse a 217 millones el año previo.

Así, resultado neto del ejercicio es de menos 352,6 millones de euros debido al impacto de 288 millones de euros tras el test de valoración de los activos. Sin estos efectos, el resultado neto ajustado es de 49,7 millones de euros, lo que significa un descenso del 74% con respecto a hace un año.

Caprabo

Eroski niega la venta de Caprabo y se centra en su estrategia online

Los problemas de liquidez y las negociaciones con la banca para refinanciar la deuda de Eroski han llevado a colocar en muchas ocasiones a...

Por otro lado, la deuda neta de la compañía llega a los 1.452 millones de euros, 506 millones de euros más que al cierre de 2017. Este incremento se debe al empeoramiento del capital vinculante derivado de la reducción del plazo de pago a proveedores.

DIA ya alertó de estos resultados negativos cuando en noviembre, la compañía anunció una reexpresión de sus cuentas de 2017 y un significativo profit warning para 2018. Así, detectó durante el año una serie de errores contables y asumió un deterioro de activos y de fondos propios hasta un importe negativo de 92 millones.

DIA alcanzó un acuerdo con los bancos acreedores para prolongar los créditos sindicados por un importe de 765 millones hasta 2023. Acuerdo sujeto a la ampliación de capital de 600 millones y a la amortización anticipada de hasta 100 millones de euros con cargo al producto de la venta de los activos no estratégicos Clarel y Max Descuento.

PLAN ESTRATÉGICO Y DESPIDOS

Junto con el balance anual DIA ha presentado su Plan Estratégico 2018-2023 centrado en la transformación, modernización y futuro de la compañía con el objetivo de aumentar la cuota de mercado en el sector de la distribución. El ‘El Nuevo DIA’ pretende fortalecer la relación con los franquiciados para mejorar el modelo de negocio y reforzar la marca propia, potenciando la oferta de los productos frescos, haciendo los precios más competitivos con promociones personalizadas.

Dentro de este plan se ha acordado que se proceda al inicio de un procedimiento legal de despido colectivo para DIA y Twins que contemple la extinción de un máximo de 2.100 contratos de trabajo. A tal fin, la compañía ha acordado que se comunique a los representantes de los trabajadores la intención de iniciar un período de consultas para el desarrollo del despido colectivo.

“Nuestra nueva estrategia es un plan de transformación articulado alrededor de una gran oferta, de un servicio mejorado y una buena experiencia para los clientes. Esta forma de hacer bien las cosas está en nuestras raíces, pero la compañía y la cultura de la organización sufrirán profundos cambios que nos ayudarán a ganar credibilidad”, señala el consejero delegado, Borja de la Cierva.

LA OPA DE FRIDMAN

Esta semana, Mikhail Fridman lanzó una opa a través de su grupo LetterOne para adquirir el 70,999% del capital social de la cadena de supermercados DIA por 296 millones de euros (a un precio de 0,67 euros por acción). De aceptarse, entraría en juego un plan de rescate.

Este está basado en seis pilares: una nueva propuesta de valor comercial; reajuste de precios y promociones; una estrategia de red de tiendas adecuada; reclutar nuevo liderazgo y desarrollar el talento interno; mejorar la ejecución de operaciones minoristas; e invertir en la marca y en marketing. Entre las medidas estrella, el magnate ruso espera mejorar el modelo de franquicia de la cadena.

L1 Retail –la división de comercio minorista de LetterOne– será la encargada de poner en marcha el plan de transformación integral. Stephan DuCharme, Karl-Heinz Holland y Sergio Antonio Ferreira Dias son los tres hombres de confianza del magnate ruso para dirigir las principales líneas. Se trata de un plan que durará, como mínimo, 10 años, y condicionado a la aprobación de la opa.