Subaru
Foto: Bloomberg.

Los fabricantes japoneses Subaru y Toyota, su principal accionista, han advertido del “gran impacto” que provocarían en sus cuentas de resultados los aranceles propuestos por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los vehículos importados con motivo de la guerra comercial que mantiene con China.

Subaru ha anunciado este lunes una caída de ventas en Estados Unidos en el segundo trimestre del año, su mayor mercado. En concreto, la marca japonesa vendido 149.800 unidades en el país norteamericano, lo que supone un retroceso del 14 %. De los 670.900 vehículos entregados en Estados Unidos entre marzo de 2016 y marzo de 2017 solo la mitad se fabricó localmente, lo que significa la otra mitad, importadas de Japón, estarían sujetas a cualquier impuesto adicional a la importación implementado por la Administración de Donald Trump.

De esta manera, Subaru se une a Toyota en levantar la voz por las repercusiones negativas de una posible tarifa a la importación de vehículos en Estados Unidos. Reclamaciones que también ha hecho la norteamericana General Motors. En medio de las crecientes tensiones con socios comerciales estratégicos que van desde Canadá a Europa y China, el Departamento de Comercio de Estados Unidos está estudiando si las importaciones de vehículos de pasajeros ponen en peligro la seguridad nacional y Trump ha amenazado con una tarifa para coches y componentes de hasta el 25 %.

Tesla

El sueño chino de Tesla puede convertirse en pesadilla

El desembarco de Tesla en China puede salir muy caro a Elon Musk. Los analistas de Bloomberg calculan una inversión inicial de 10.000 millones...

Es un hecho que habrá un gran impacto por el aumento de las tarifas de Estados Unidos“, ha declarado el director financiero de Subaru, Toshiaki Okada, en una conferencia de prensa en Tokio. “Estamos estudiando cuál podría ser el impacto, pero hay demasiadas incógnitas en este punto, por lo que queremos evitar dar una cifra específica”, ahondó.

La compañía japonesa también está examinando cómo puede controlar el gasto en incentivos en el país norteamericano. El CFO dijo que Subaru se enfrenta a una dura competencia en China, donde las ventas unitarias cayeron alrededor del 58 % a 3.400 vehículos en el primer trimestre fiscal.

Subaru espera que el tipo de cambio dólar/yen se mantenga en torno a los 105 dólares para todo el año. La compañía tiene previsto que las ganancias operativas caigan un 21 % hasta los 300.000 millones de yenes (2.700 millones de euros) en el año fiscal que termina el 31 de marzo. Sin embargo, las estimaciones de los analistas recogidas por Bloomberg sitúan el beneficio en 357.000 millones de euros.

Comentarios