Poco a poco todo el mundo está cambiando su televisión plana por un Smart TV. La televisión inteligente permite muchas más opciones. Aparte de disfrutar de una televisión de calidad y de ver de manera fácil las principales plataformas de streaming, las Smart TV también nos permiten navegar por internet.

Podemos usar nuestras redes sociales, utilizar nuestro correo electrónico, descargar vídeos de Youtube e incluso instalar software o conectarlo a otros dispositivos externos. Y aquí donde está el problema. Nuestro Smart TV también es susceptible de infectarse con virus informáticos, malware, troyanos, etc.

Precaución en el uso

Precaucion en el uso

Al igual que sucede con los ordenadores y los smartphones, la mejor manera de evitar sustos con el phising, el malware o el ransomware es la precaución. Si navegamos por los sitios webs más comunes no tendremos problemas. Las amenazas suelen surgir de páginas webs más extrañas, y de descargas o links poco convencionales.

Así que cuando tengamos el mando de nuestro Smart TV mejor nos limitamos a utilizarlo en las cosas más básicas y habituales y evitemos entrar en sitio web poco conocidos. Si además tenemos un antivirus para Android TV, estaremos totalmente protegidos y nuestro nuevo televisor estará a salvo.

Comentarios de Facebook