Existen aún muchos nostálgicos que guardan en sus casas algunas de las pesetas que usábamos en lo que ya nos parece otra época.

Bien sea por herencia, por regalos de nuestros padres o abuelos o porque nosotros mismos las hemos usado, muchas veces hemos rehusado llevarlas todas al banco para cambiarlas y hemos decidido mantenerlas como un bonito recuerdo. Hemos pagado con ellas, vivido con ellas. Han formado parte de nuestras vidas durante muchos años. Sobrevivieron a la dictadura, aunque con modificaciones, y ahora se han convertido en auténticas piezas de coleccionista.

Si mientras has leído esto has recordado ese rincón del cajón donde tienes alguna de estas monedas, sigue leyendo, porque puede que seas rico y tú ahora no lo sepas. Y es que algunas de estas pequeñas esferas pueden llegar a costar incluso ¡20.000 euros!

Pesetas de los 60 y 70

moneda del mundial

Otras monedas que se han revalorizado y bastante con el tiempo, son algunas de los años 60 y 70.

Las monedas de 100 pesetas del año 66 fueron fabricadas en plata y pueden alcanzar los 145 euros en el mercado actual.

Mención aparte merecen las 5 pesetas de 1975 con el reverso del Mundial del 82. Conocido como “duro del error del Mundial”, son hoy en día muy cotizadas. Pueden costar hasta 400 euros.