Babcock

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) ha convocado nuevas manifestaciones en Babcock, tras la decisión de la empresa de querer reducir un 13% los salarios al colectivo, una medida con la que se “precariza las condiciones laborales de los trabajadores”. Estos parones se producirían este mismo mes, entre el 21 y 30 de junio, fechas preocupantes debido al elevado número de incendios que suele haber en España.

La empresa, principal operadora de aeronaves de emergencias, protección civil, lucha antiincendios, salvamento marítimo, rescate en montaña, vigilancia aduanera y asistencia a plataformas de petróleo y gas en España, anunció hace meses su intención de rebajar el salario de sus trabajadores un 13%, llegando al 30% en algunos conceptos, según el sindicato de pilotos.

Cables de fibra óptica

Los planes de Telefónica y su fibra óptica

Telefónica tiene un plan para su fibra óptica. Es un plan muy ambicioso a corto-medio plazo para llevar la tecnología de alta...

El Sepla recuerda que, “a pesar de estar garantizada con unos servicios mínimos del 100%”, la extinción de incendios es una labor de “vital importancia para la sociedad”, y los profesionales que la desempeñan “no deben estar sometidos a la tensión y estrés que la situación actual les está generando”.

En un comunicado, el sindicato de pilotos afirma que Babcock “se ha quedado sin argumentos” para justificar esta bajada salarial, especialmente después de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo Sasemar, dependiente del Ministerio de Fomento, haya recordado que el último contrato firmado con la empresa supuso un aumento del 12% en el precio con respecto al contrato del año anterior.

Además, el sindicato pide a las administraciones públicas que tienen contratada a Babcock que intervengan y medien en esta situación “que no debería prolongarse más tiempo”.

NO AFECTARÁ A LAS OPERACIONES DE EMERGENCIA.

La huelga no afectará a las operaciones consideradas de “emergencia” por la administración pública, que garantiza unos servicios mínimos del 100% para la extinción de incendios, el rescate en montaña, el salvamento marítimo, el transporte medicalizado y la vigilancia aduanera. Sí afectará a otro tipo de servicios como la asistencia a plataformas de petróleo o gas.

Así, la huelga se desarrollará en los territorios cuya administración pública tenga a Babcock contratada para la realización de estos servicios.

Estas administraciones pueden autonómicas o estatales para los casos de Sasemar, que tiene aeronaves distribuidas por toda la costa española para misiones de salvamento marítimo; la Agencia Tributaria, que tiene sus propios medios para la vigilancia aduanera en diferentes puntos del país o el Ministerio de transición Ecológica para la extinción de incendios.