bufanda mascarilla

Llega el invierno, una época fría donde se recuperan algunas prendas del fondo del armario que han permanecido olvidadas durante meses. Un ejemplo de ello es la bufanda, y artículo de moda que te ayudará a tener el cuello más caliente durante estos días. Hasta ahora no había problema, pero en este año de pandemia tiene que compatibilizarse con otro artículo que desgraciadamente se ha transformado en otro nuevo complemento al que acostumbrarse: la mascarilla.

Entonces surgen las dudas sobre si es posible usar mascarilla y bufanda a la vez, o si ambos complementos no son para nada compatibles. No es cuestión de estética, es cuestión de salud, y por ello es importante conocer todos los detalles. Así sabrás si es posible evitar el frío y además estar protegido… Lo mismo ha ocurrido con otros elementos habituales, como la tecnología, se han tenido que adaptar para que se “lleven bien”.

Todo lo que debes saber sobre llevar mascarilla y bufanda

Bufanda ¿un riesgo para tu salud?

pañuelos y bufandas

Con la llegada del invierno y de la ropa para esta temporada llega un problema que podría pasar desapercibido en cualquier otro año, pero que se vuelve más delicado en esta crisis por la pandemia.

La ropa de invierno, como los gorros de lana, guantes, bufanda, y abrigos, es la capa más externa de todas, por tanto, la que más expuesta está a virus y bacterias. Por ejemplo, cuando te sientas en un asiento público, cuando tocas algo con los guantes, cuando existen virus y bacterias en suspensión y se quedan adheridos a ellas, etc.

A eso se le agrega otro problema, y es que esta ropa suele ser muy gruesa, empapa gran cantidad de agua, y tarda mucho en secarse. Además, al ser externa, o usarse como complemento, no se lava con tanta frecuencia. Ya sea porque no se considera que esté demasiado sucia o por miedo a que no esté seca para ponérsela al día siguiente.

Algunas de estas prendas pueden pasar semanas o meses sin lavar. Todo depende del propietario y sus hábitos de limpieza. Pero, seguramente que algunas personas no recuerden cuándo lavaron por última vez su abrigo, bufanda, etc. Y eso implica no solo quitarles la suciedad visible, sino desinfectar usando jabón y lavados en la lavadora de al menos 60ºC.

Se suele decir que si no te abrigas bien puedes ponerte enfermo, o coger una “pulmonía”, pero si te abrigas con ropa sucia también puedes enfermar debido a estos virus y bacterias “desatendidas”. Por eso, no es suficiente con que lleves mascarilla este invierno, asegúrate de mantener una buena higiene también de estos complementos para el frío…

Piénsalo, actualmente lavas tus zapatos, desinfectas la ropa, la suela de los zapatos, etc. Pero seguro que muchos olvidan (por costumbre) hacerlo con los abrigos, guantes, gorros de lana, bufandas, etc. Y éstos no están exentos de retener microorganismos.

De hecho, en el caso concreto de las bufandas, son del as prendas más complicadas. Puesto que están próximas a la nariz y la boca. Recuerda que tanto la nariz como la boca son de las zonas de entrada para muchos virus respiratorios, incluido el SARS-CoV-2…