Lentillas

Mientas que antes podrían plantearse como una alternativa a la gafa y muchos las elegían por comodidad, las nuevas medidas sanitarias que obligan a llevar mascarilla han disparado el uso de este producto.

Las lentillas se han posicionado como un producto casi de primera necesidad para aquellos que necesitan de lentes de contacto graduadas y no van cómodos con las gafas empañadas por el uso de mascarilla.

Hay cada vez más empresas que ofrecen productos como lentillas de contacto de varios tipos, líquidos específicos y otros productos directamente relacionados con la salud ocular, aparte de permitir comprar lentillas a buen precio sin contar los descuentos extra. Muchas de estas compañías, como es el caso de la página www.visiondirect.es  venden sus productos online, lo que es muy cómodo sobre todo durante la época de pandemia.

Tipos de lentillas para época de pandemia

El uso de lentillas se ha convertido casi en algo imprescindible para quienes tienen cierta graduación y necesitan de gafas para poder corregir la visión.

La obligación de llevar mascarilla hace que el uso de las mismas no sea siempre cómodo porque se empañan, lo que dificulta no solo la movilidad sino el trabajo y, por supuesto, la conducción.

Actualmente en el mercado hay una amplia gana de lentillas que permiten al usuario elegir entre blandas, rígidas o semirígidas y la duración que tiene cada par según convenga.

Por ejemplo, para los más pequeños, es recomendable apostar por las lentillas diarias para que cada día estrenen un juego. Aunque a priori puede parecer algo más caro, en realidad en el caso de los niños es una inversión por su salud ocular. “Los niños son grandes pacientes, pero son niños. Se olvidan a veces del correcto mantenimiento o incluso de no tocarse durante el día el ojo. Por eso es la opción que los profesionales médicos suelen recomendar para garantizar que siempre está limpia y en perfectas condiciones” explican los expertos.

Algo similar ocurre con quienes acuden a centros de trabajo en días puntuales, puede ser una opción perfecta ya que no caducarían en cuestión de semana o mes.

Para quienes las vayan a necesitar a diario, la opción más económica, pero de calidad es optar por unas de duración mensual.

Pero no solo el público es el de las lentillas graduadas. La importancia que ha cobrado la mirada en estos días también ha hecho que muchos jóvenes apuesten por jugar con sus looks aportando un plus de originalidad al color de sus ojos. Las lentillas de colores están siendo la revelación del otoño y prometen serlo, también en navidades.

El hecho de que la calidad de las mismas y el catálogo de colores sea cada vez mejor ha acercado este producto, que antes se pensaba en muchos casos solo para la época de carnaval, a una rutina en la que los ojos se convierten también en parte imprescindible de la imagen para jugar con la mirada como nunca y más cuando es de lo poco que hoy en día se ve del rostro.