Sareb
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha alcanzado un acuerdo con Värde Partners para la creación de un Fondo de Activos Bancarios (FAB) para la gestión y promoción de una parte de su cartera de proyectos de promoción residencial.  Värde no es un recién llegado al sector, porque puede presumir de ser el máximo accionista de una promotora con Vía Célere. 

Sareb integrará suelos y algunas de sus obras en curso y proyectos residenciales parados pendientes de desarrollo en el FAB, con un valor superior a 800 millones de euros. Värde contará con una participación minoritaria del 10% en el FAB y la gestión de los activos correrá a cargo de Aelca, 100% de su propiedad.

Sareb ha seleccionado a Värde y a Aelca en el marco de un proceso competitivo que ha cumplido con los requisitos más exigentes en materia de transparencia y competencia, y al que han concurrido varias empresas del sector.

La Sareb compromete al Gobierno a cuenta de los incumplimientos

La Sareb es una ruina y se puede convertir en un problema mayúsculo en el sector bancario español durante la próxima década. La patata...

En esta operación, Sareb ha contado con Garrigues como asesor legal y Colliers como asesor financiero, mientras que Värde ha contado con Clifford Chance y Alantra, respectivamente. 

Sareb canalizará el desarrollo de parte de sus promociones a través de suelos y obras en curso valorados en más de 800 millones de euros.

Los FABs son un instrumento financiero ideado exclusivamente para Sareb y operan como una ‘joint venture’. Deben estar gestionados por una sociedad gestora de titulización de activos, así como estar registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Son un producto dirigido exclusivamente a inversores institucionales y con capacidad de cotizar en los mercados organizados. 

Esta colaboración de Värde no hace sino refrendar su apuesta por el ladrillo. Este fondo de inversión americano es el mayor accionistas de Vía Célere. Y a tenor de los últimos resultados, Värde ha de estar contenta con su promotora. Los de Juan Antonio Gómez-Pintado han experimentó un fuerte crecimiento durante el pasado año, obteniendo un beneficio neto de 84 millones de euros y una facturación de 157 millones de euros, un 163% y 172% más, respectivamente.

Por su parte, el ebitda se situó en 6,2 millones de euros. Asimismo, en 2018 el valor de las existencias de activos creció hasta los 905 millones de euros, frente a los 764,1 millones de euros del ejercicio precedente.

“Estamos muy orgullosos de los resultados obtenidos por la compañía en 2018 y sitúan a Vía Célere como uno de los líderes indiscutibles del sector. Quiero agradecer a nuestros clientes y accionistas su confianza en la compañía, y a todo el equipo de profesionales por su esfuerzo y dedicación en un contexto de mercado cada vez más competitivo”, ha afirmado Gómez-Pintado.

UNA AMPLIACIÓN DE CAPITAL SIN JUSTIFICAR

Tras completar la integración de los activos inmobiliarios (suelo y promociones) de Aelca, Vía Célere afronta el 2019 como la promotora inmobiliaria residencial más grande de España por valoración de activos, con un volumen de suelo para construir 24.500 viviendas.

Además, la promotora ha realizado una ampliación de capital de 10 millones de euros este pasado lunes. La promotora no ha querido desvelar el motivo de esta ampliación. “No queremos desvelar nuestro plan estratégico”, han explicado desde Vía Célere a MERCA2. Un plan en el que la bolsa cada vez parece más lejana y más después del último terremoto ocurrido en Neinor.