Santander Totta
Foto: Mario Proenca/Bloomberg.

Banco Santander sigue soltando lastre inmobiliario de su balance y está inmerso en una operación para vender un paquete de préstamos dudosos de Santander Totta, la filial portuguesa de la entidad.

Apollo Global Management y Bain Capital se encuentran entre los fondos de capital que presentaron ofertas no vinculantes por 650 millones de euros para hacerse con el portfolio en venta de Banco Santander, según personas familiarizadas con la negociación consultadas por Bloomberg.

Estos dos grandes fondos se unen a Arrow Global Group Plc, CarVal Investors y Cerberus Capital Management en la puja. Todos ellos habrían presentado una oferta para hacerse con este paquete. Según uno de los informadores, las ofertas vinculantes para los préstamos inmobiliarios dudosos finalizan en septiembre.

La cartera comprende principalmente deuda procedente de Banco Popular Español SA, según han explicado a Bloomberg otras personas familiarizadas con la negociación. El asesor financiero independiente Alantra es el intermediario que está ayudando en la operación a Santander Totta, de acuerdo a la información. Ninguno de los actores involucrados (Alantra, Apollo, Arrow, Bain, CarVal, Cerberus, y Santander Totta) ha querido comentar nada sobre el curso del movimiento corporativo. Santander, para no quedarse atrás, también ha dado el silencio por respuesta al ser preguntado.

Banco de España

El Banco de España pone la lupa en la comercialización de hipotecas

La protección del cliente bancario es una de las prioridades del Banco de España poniendo la lupa en lo relativo a hipotecas y crédito al consumo.

Santander Totta, filial en Portugal del grupo español, compró el negocio portugués de Banco Popular en septiembre de 2017, meses después de que Santander adquiriera Banco Popular por un euro. El Totta adquirió la totalidad de las acciones de Banco Popular Portugal, el 84,7 % de la aseguradora Eurovida y la cartera de activos de la consultora Consulteam. Al cierre de 2016, Banco Popular contaba en Portugal con 118 sucursales y 901 empleados, que se sumaron a las 642 oficinas y los 6.167 trabajadores que tenía Totta.

En agosto de 2017, Santander acordó la venta al fondo estadounidense Blackston del 51 % del ladrillo del Popular. La valoración de estos inmuebles y créditos ronda ahora los 10.000 millones de euros, por lo que la operación superó los 5.000 millones de euros y se alzó como la más importante de España y una de las primeras en todo el ámbito europeo.

“El cierre de la operación conllevará la creación de una sociedad a la que Banco Popular traspasará el negocio constituido por los activos señalados (con un valor bruto contable agregado de unos 30.000 millones de euros) y el 100 % del capital de Aliseda”, aseguró la entidad presidida por Ana Botín en un hecho relevante enviado a la CNMV.

Comentarios