Banca responsable
Foto: Bloomberg.

El crecimiento económico en Europa permite que los ciudadanos tengan más dinero en sus bolsillos, más confianza en el futuro, consuman más y acudan la financiación para adquirir algunos productos o servicios. ¿Ganadores colaterales? Bancos como Santander.

La división de crédito al consumo de la entidad presidida por Ana Botín, Santander Consumer Finance (SCF), ha obtenido un beneficio neto atribuido de 584,4 millones de euros en el primer semestre del año. Esto supone un incremento del 13,3% con respecto al mismo periodo de 2017, según la información remetida por el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

A pesar de que el margen bruto que ha mantenido estable (2.043,8 millones de euros en 1H 2018 por 2.045,2 millones de euros en 1H 2017), lo que sí ha crecido un 3,2% han sido el margen por intereses. En concreto, ha pasado de 1.590 millones de euros a 1.641 millones de euros al cierre de junio de 2018.

Bankia

Bankia se lanza al crédito al consumo con 37.000 millones de euros

Bankia apuesta fuerte por el crédito al consumo, en línea con el resto de entidades financieras españolas, y ha anunciado la puesta a disposición...

UNA UNIDAD CLAVE EN SANTANDER

La entidad ha indicado que SCF continúa su crecimiento “basado en su modelo de negocio: diversificación geográfica, eficiencia y unos sistemas de riesgo y recuperaciones que permiten mantener una elevada calidad crediticia”. De hecho, la ratio de eficiencia se mantuvo en entornos del 45%. Por su parte, la ratio de mora fue del 2,44%, 17 puntos básicos mejor que en el mismo periodo de 2017, y la cobertura alcanzó el 108%.

Santander Consumer opera en 15 países europeos (Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza). En lo que respecta a España, está presente en 21.500 comercios y concesionarios de automoción.

En términos de negocio, las principales unidades de negocio de Santader Consumer han sido los países nórdicos, Alemania y España. En su evolución, destacan los crecimientos de Francia (+27%), España (+9%) y Polonia (+5%).

Apoyado en la política de tipos de Banco Central Europeo, el coste del crédito se ha mantenido estable y en niveles bajos (0,37%), lo que confirma, según la entidad, “el excepcional comportamiento de las carteras”. Además, los depósitos de clientes han aumentado un 4% hasta los 36.726 millones de euros.

De los 3.752 millones de euros que registró el grupo Santander en el primer semestre, casi 1.500 millones procedieron de Europa. En la presentación de resultados, la entidad atribuye estas cifras en el Viejo Continente al aumento de ingresos comerciales, favorecido por la integración de Banco Popular y el aumento de la participación en Santander Asset Management.

En financiación al consumo, Santander ha lanzado dos de los proyectos core de transformación del modelo de negocio (comercio electrónico y la interacción digital con el cliente) con un roll-out previsto de más de 30 customer journeys en diez unidades a lo largo del año.

 

Comentarios