María José Campanario puede aguar la nueva temporada de ‘Sálvame’, tal y como ha avisado en ¡Hola! tras la entrevista a Belén Esteban hace unos días: “Prefiero que actúe mi abogado. Se demandará todo lo que sea demandable”. Y comenta: “No voy a consentir que se dé una imagen que no es real de lo que me estaba pasando. No voy a permitir que nadie haga o diga algo que me pueda perjudicar en mi profesión. Me costó mucho sacar mi carrera, encontrar una posición dentro de la odontología. Se han dicho cosas que hacen mucho daño; nunca pensé que se pudieran sobrepasar estos límites. Creo que no lo merezco. Tuve que dejar de hacer salidas por la prensa que había en la puerta. No por mí, sino por lo que ha perjudicado a otros pacientes a los que se les ha sacado a cara descubierta en televisión. Creo que los temas de salud son muy delicados y hay que respetarlos, y en mi caso no se han respetado en absoluto”.

La mujer de Jesulín de Ubrique explica que “yo en ese momento no podía tener una vida normal pero necesitaba una recuperación normal. Lo que más necesitaba era aislarme porque lo que mi cuerpo reclamaba era paz y serenidad para reponerme y ha sido muy complicado. Tuve que dejar de salir a pasear a la playa porque no podía con tanta prensa. Los dían sin salir han sido muy duros. No sé por qué siempre se tiene que ver todo con el objetivo de hacer daño, con maldad y con segundas intenciones. Son ganas de ensuciar”. La mujer de Jesulín también desmiente su obsesión con Belén: “En vida nunca he estado obsesionada con nadie. Me preocupan mi marido, mis hijos y mis padres pero nunca ha existido ninguna obsesión por nadie, tal y como se ha dicho este verano”. Sobre su actualidad desvela que “la medicación que me han puesto ahora está yendo muy bien pero no estoy ni al 90 por ciento. Esto va despacio. Estoy intentando recuperar mi rutina y mi vida normal, más animada y durmiendo muy bien. Llevo un tiempo sin tener ninguna crisis fuerte pero toco madera. La decisión de ingresarme la tomamos mi marido y yo conjuntamente con los médicos. Yo estaba yendo a rehabilitación pero no estaba funcionando. Tenía una medicación por vía intravenosa con la que no podía dormir y había que quitarla”.

Belén Esteban está a la expectativa de la demanda. La Princesa del pueblo cosechó varios reproches por utilizar una conversación de María José, que no se encontraba en su mejor momento de salud, para dar un nuevo “belenazo”. Algunos compañeros de ‘Sálvame’ como Kiko Matamoros creen que su actitud no es de recibo, pero Jorge Javier Vázquez le echa un capote desde Lecturas quitándole hierro a un asunto más que feo. Recuerden que ‘La noria’ acabó desapareciendo por pagar a quién no debía, y ‘Sálvame’ debería tener cuidado en según qué asuntos demasiado sensibles, como es el caso de una enfermedad.

Comentarios