El salmorejo es un plato andaluz tradicional, muy parecido al gazpacho, pues es una crema elaborada con pan, tomate, sal, aceite de oliva, agua y ajo. A veces se suele servir con huevo cocido y virutas de jamón. Ambas sopas se comen frías, pero su diferencia está en los ingredientes que se usan. Son platos fáciles de preparar, pero debido a la falta de tiempo muchas optan por comprarlo envasado.

Esto te permitirá tomar salmorejo de forma inmediata y en cualquier momento del día. Tomar un salmorejo realizado en casa es lo ideal, pues dependerá de los ingredientes que se usen (son más frescos), pero puedes acudir al supermercado. Los salmorejos citados son los mejores de los supermercados, aunque también los hay que no lo son tanto.

Salmorejo Lidl

tomate

La cadena alemana de supermercados entra en el rancking de los mejores y peores salmorejos. La calidad de este es bastante buena y los ingredientes que usan son de muy buena calidad.

El precio por tetrabrick es de 1,67 euros y pueden comer dos personas con él. Posee una buena textura, aunque se parece más al gazpacho y esto le quita estrellas.

El color es aceptable y el olor a ajo y pimiento es bastante bueno. Lo único que se puede advertir es que tiene demasiado vinagre para aquellas personas que no son amantes de este sabor.