Banco Sabadell
Sede de Banco Sabadell en Barcelona. Foto: Pau Barrena/Bloomberg

Las sinergias entre el sector inmobiliario y las entidades financieras han escrito un nuevo capítulo. Los bancos han cerrado el grifo de la financiación para levantar nuevas promociones, pero eso no implica que no estén en continuo contacto con las empresas del ladrillo para hacer negocio. En este sentido, Banco Sabadell ha vendido a Azora, firma de gestión de activos inmobiliarios y de pisos en renta controlada y dirigida por Concha Osácar y Fernando Gumuzio, más de 500 viviendas en alquiler por un total de 150 millones de euros, informaron a Europa Press fuentes de la entidad.

Los activos proceden del fondo inmobiliario del Sabadell, que los había adquirido entre 2005 y 2012 y mantenido arrendados durante todo el periodo de la crisis. Estos inmuebles que pasan a formar parte de la cartera de Azora están ubicados en las áreas metropolitanas de Madrid y de Barcelona.

Los inmuebles están ubicados en las áreas metropolitanas de Madrid y de Barcelona

La operación ha sido asesorada por los despachos de Pérez Llorca por parte del Sabadell y de Uría por el lado de Azora. Esta operación se enmarca en la estrategia del banco de desinversión ordenada de activos en rentabilidad. En el último año, la entidad que preside Josep Oliu ha logrado colocar en el mercado activos por un volumen que supera los 600 millones de euros.

Oaketree se hace con los suelos del Sabadell

Oaktree se queda solo en su puja por los suelos del Sabadell

El fondo estadounidense está muy cerca de hacerse con los codiciados suelos de la entidad presidida por Josep Oliu. Cerberus era el...

En ese periodo se han realizado diferentes negocios de venta como un portfolio de ocho edificios residenciales a la Socimi Vivenio (gestionada por Renta Corporación y controlada por el fondo holandés APG) por más de 170 millones de euros; tres hospitales alquilados al Grupo Quirón Salud (adquiridos por la familia Godia) en 200 millones de euros, y un portfolio logístico/industrial al fondo americano Blackstone por algo más de 100 millones de euros.

Esta maniobra ha permitido a Sabadell, que está acelerando la venta de inmuebles, diferenciar la venta de estos activos de las grandes ventas de carteras con activos granulares y heterogéneos que también ha llevado a cabo en los últimos ejercicios.