Rodrigo Rato

La Fiscalía Anticorrupción ha elevado la pena para el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, hasta ochos años, tras ampliar su acusación en el juicio por la salida a bolsa de la entidad al considerar que hubo delito de falsedad contable.

Así lo ha anunciado la fiscal Carmen Launa al inicio de la sesión de este lunes, en la que ha dado comienzo a la fase de conclusiones finales del juicio que se celebra en la sede que la Audiencia Nacional tiene en San Fernando de Henares (Madrid).

La Fiscalía ha elevado las penas para el expresidente de Bankia Rodrigo Rato, el exvicepresidente José Luis Olivas y el exconsejero de Bankia José Manuel Fernandez Norniella, mientras que al exconsejero delegado Francisco Verdú Pons le ha absuelto del delito de estafa a inversores que le imputó en un primer momento, pero le ha acusado de falsedad contable.

De esta manera, solicita para Rato ocho años de prisión, frente a los cinco años y seis meses que pedía por estafa a inversores, a los que ha sumado tres años por falsedad contable.

Asimismo, pide cinco años de prisión para Olivas (frente a cuatro anteriores), entre cinco y seis para Norniella (frente a tres anteriores) y entre nueve meses y un año y medio para Verdú Pons (frente a dos años y siete meses anteriores).

La Fiscalía únicamente acusaba a estas cuatro personas en un principio, de las 34 que se sientan en el banquillo, pero finalmente ha ampliado su escrito final y ha acusado también al ex director general financiero y de riesgos de Caja Madrid y de Bankia Ildefonso Sánchez Barcoj, para el que pide dos años y medio; al socio auditor de Deloitte Francisco Celma (solicita dos años de prisión); al exinterventor de Bankia Sergio Durá (entre uno y dos años), y al exdirector de auditoría interna de Bankia Miguel Ángel Soria Navarro (entre uno y dos años).

Asimismo, ha acusado a los exconsejeros Alberto Ibáñez (pide para él entre nueve meses y un año y medio de prisión), Araceli Mora (un año sustituible por multa), Miguel Ángel Acebes (entre nueve meses y un años y medio), Pedro Bedía (un año de prisión sustituible por multa), Remigio Pellicer (un año sustituible por multa) y José Rafael García Fuster (un año sustituible por multa).

Launa ya advirtió durante el periodo de cuestiones previas de la posibilidad de endurecer su acusación definitiva e incluir el delito de falsedad contable en el tramo final del procedimiento, y así lo ha hecho finalmente.