prensa
Los 'clipping' son básicos para los equipos de comunicación.

La Casa Real, la secretaría de Estado de Comunicación, la Comunidad de Madrid, entre otras instituciones, tienen contratado un servicio de ‘clipping’ –resúmenes de prensa– que no tiene los derechos para reproducir medios digitales. Kantar Media, suministradora de este servicio a importantes organismos y empresas, no está autorizada por la gestora de estos derechos, Cedro (Centro Español de Derechos Reprográficos), por lo que sus reseñas de medios online se está haciendo irregularmente.

La Comunidad de Madrid adjudicó en enero de este año su servicio de ‘clipping’ –resúmenes de prensa, radio y televisión– a la empresa Kantar Media por un precio de 38.387,25 euros por todo un año de trabajo. Esta multinacional arrasó a sus dos competidoras sobre todo por la baja de precio en su oferta, que recibió una valoración por los técnicos de Madrid de 55 puntos, por los 22 y 28 puntos que recibieron sus competidoras. Claro, que estas tenían permisos y pagan los royalties, mientras que Kantar Media se ahorra pagar algunos de ellos, según denuncian empresas del sector y ha podido comprobar Merca2. Kantar Media no ha respondido a las preguntas de Merca2 sobre este asunto.

Periodistas piden a los gobiernos que dejen de controlar los medios

Los gobiernos siguen controlando los medios. Los periodistas les piden que dejen de hacerlo. Y es que los primeros retrasan leyes para seguir haciéndolo

Lamayor parte de los medios digitales tienen cedidos sus derechos de copia y reproducción a la gestora de derechos culturales Cedro. Hasta hace poco, las compañías de ‘clipping’ y resúmenes de prensa reproducían sin más las noticias publicadas en los medios, para ofrecerlas a sus clientes, grandes corporaciones o instituciones públicas. Hasta que los medios dijeron basta y reclamaron el pago del correspondiente canon por uso de sus informaciones, que tienen altos costes de producción.

Mientras los pagos de estos royalties a prensa de papel, radio y televisión estaba más o menos asumida, el pago a los medios digitales no tanto, seguramente por el carácter gratuito de su acceso en internet. Pero ya no es así. De hecho, Cedro ha hecho pública una extensa lista de agencias que han pagado la cuota y tienen la posibilidad de reproducir informaciones de medios digitales. En ella no está la agencia más poderosa, Kantar Media.

Kantar Media no solo es poderosa por su carácter multinacional, sino porque da servicios de ‘clipping’ a algunos de los organismos más importantes del país. Entre otros, a la Casa Real, a la Secretaría de Estado de Comunicación, a Patrimonio Nacional, al Ministerio de Hacienda, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) o, para mayor escarnio, a Red.es, el organismo del Estado encargado de asuntos digitales. También la Comunidad de Madrid, según el concurso que acaban de ganar.

Cuando los medios digitales comenzaron a reclamar el pago de sus derechos, Kantar no pagó y optó por una solución que irritó a no pocos Dircom de los organismos a los que da servicio: se dedicó a copiar enlaces de las noticias que reseñaba en sus resúmenes de prensa. Esta solución de compromiso dificulta el trabajo de seguimiento de los profesinales que reciben el ‘clipping’

CONTROL DE LAS AUDIENCIAS DE TELEVISIÓN

Además de los antes reseñados, Kantar Media, cuya marca comercial es Sofres, también da sus servicios al Instituto Cervantes, la Sociedad General de Autores de España (SGAE) o el grupo Planeta, entre otros.

Sofres tiene también una posición de dominio en el control de audiencias en televisión, ya que es el auditor oficial desde 1992. Este mismo año ha renovado con la Corporación RTVE, que puso en duda la utilidad de los audímetros para unas televisiones que no pueden tener publicidad. Su posición es, por lo tanto, clave para la gestión de una tarta publicitaria de unos 3.000 millones de euros anuales a repartir entre las televisiones privadas.