Restalia
endesa

Si el Grupo Restalia, durante 2019-2020, se caracterizó por el lanzamiento de nuevas marcas dirigidas al público más joven, 2021 arranca con una nueva estructura empresarial. El fin es el de impulsar el crecimiento y la diversificación. Bajo el nombre Restalia Holding, constará de cuatro divisiones: Restalia Franchise Brands, para la creación y gestión de marcas; Restalia Delivery, enfocada al delivery y a los nuevos formatos de consumo; Restalia Retail, enfocada en la diversificación de negocio; y Franchise Management, Services and Consulting, como consultora para emprendedores y futuros franquiciadores.

“La pandemia ha puesto a prueba el modelo de Restalia, que ha salido reforzada de todas las crisis económicas gracias a su concepto de restauración acíclico”, afirma José María Fernández-Capitán, fundador y presidente de Grupo Restalia. Y matiza: “A pesar de los buenos resultados, es momento de seguir creciendo, innovando y creando empleo. Por eso, Restalia Holding se adapta al nuevo escenario post covid-19. Las nuevas divisiones nos permitirán especializar y reforzar cada área negocio, para poder ofrecer un mejor servicio a nuestros franquiciados y clientes”.

La compañía, que engloba a las marcas 100 Montaditos, Cervecería La Sureña y The Good Burger (TGB), no sólo ha cerrado 2020 con un balance positivo, al conseguir tener el 95% de sus enseñas abiertas. De cara a 2021, prevé la apertura de 93 nuevos establecimientos. Por lo que respecta a su experiencia internacional, continuará su desarrollo en los mercados que considera clave tanto en Europa (Francia, Andorra, Portugal e Italia), Latam, y Estados Unidos. En este último país logró abrir su primer local en el barrio de Midtown en Miami.

RESTALIA APOYA A LOS FRANQUICIADOS

Durante 2020, Grupo Restalia fue pionero a la hora de apoyar a sus franquiciados. Así, y ya en el mes de marzo, puso en funcionamiento un plan para ayudarles. Desde entonces, dicho apoyo se ha ido incrementando con numerosos paquetes de ayuda, tanto a nivel nacional como en las distintas comunidades autónomas afectadas por diferentes cierres y restricciones.

Así, y apenas unas horas después de que el gobierno decretara el Estado de Alarma, Restalia anunció un paquete de medidas que incluía bonificación del 100% del royalty durante el confinamiento. También la creación de un Departamento de Soporte y Apoyo Restalia (SAR), de establecimiento decretado por las autoridades, alquileres y ayudas públicas.

Además, la compañía puso en marcha un segundo paquete de ayudas a nivel nacional en agosto, según se iban aplicando las medidas restrictivas debido a la segunda ola de pandemia. Y, en el mes de noviembre, un tercer paquete de ayudas, compuesto por un Plan de Ayudas General, para los locales que permanecieron abiertos; un Plan Terrazas, para acondicionar y ampliar al máximo el exterior de los locales; un Plan Delivery, para los locales cerrados o con restricciones de aforo; y un Plan Reapertura, para aquellos locales que tuvieron que cerrar por imperativo legal.

“Creemos que es el momento de dar un paso más y trabajar en la restauración del siglo XXI con modelos más flexibles, que den respuesta a las nuevas demandas de los consumidores y también de los emprendedores e inversores reafirmando nuestro liderazgo en la restauración organizada”, concluye José María Fernández-Capitán.