Renta 4

Renta 4 Banco ha sufrido una fuerte caída en sus beneficios en el primer semestre de 2019. La entidad ha ganado 6,5 millones de euros, lo que supone un retroceso de en torno al 26%, respecto al mismo periodo del año anterior, donde las ganancias se situaron en 8,7 millones de euros.

La entidad ha explicado que la evolución de la actividad durante los seis primeros meses del año estuvo marcada por bajos volúmenes de negociación y por la incertidumbre sobre la evolución de los mercados, que ha llevado a los inversores hacia mayores niveles de liquidez y hacia activos de renta fija.

Esta situación se ha traducido en un descenso de las comisiones netas del 8,3% entre enero y junio, frente al periodo equivalente de un año antes, hasta situarse en 31,9 millones de euros.

“La presión sobre los márgenes derivada de los bajos volúmenes de negociación en los mercados, la escasa actividad en colocaciones y el movimiento de los inversores hacia la liquidez o hacia activos más conservadores no solo ha continuado, sino que se ha acentuado”, ha explicado el presidente del grupo, Juan Carlos Ureta.

RENTA 4 BANCO MANTIENE UNA ACTITUD “POSITIVA”

No obstante, Ureta ha destacado que pese a la persistencia de los factores negativos, el beneficio del segundo trimestre ha subido ligeramente respecto al del primero, “y se ha reducido también, aunque todavía muy moderadamente, la caída del beneficio respecto al mismo periodo del año anterior”.

Por otro lado, el retorno sobre capital (ROE) se situó en el 15,18%, porcentaje que supera “ampliamente” la media del sector, mientras que la ratio de capital CET 1 ‘fully loaded’, que mide la solvencia, se colocó en el 16,19%.

Asimismo, el volumen de patrimonio total administrado y gestionado superó los 21.000 millones de euros a cierre del semestre, de los que 11.630 millones de euros (el 55% del total), corresponden a la red propia, que alcanzó los 82.000 clientes, un 3,8% más.

Respecto al patrimonio total, Renta 4 Banco ha destacado el de los planes de pensiones, que superó ya los 3.700 millones de euros, un 7,4% más respecto al mismo periodo de 2018.

El presidente de Renta 4 Banco mantiene una expectativa “prudente pero positiva para el resto del ejercicio”, ya que, aunque ve previsible que algunos de los factores negativos continúen en los próximos meses, cree que el aumento de la base de clientes y de los activos bajo gestión les permite mantener una estimación de mejora de los resultados.

Ademñas, Ureta ha asegurado que la “elevada” ratio de solvencia y el adecuado retorno sobre el capital (ROE) son la “garantía” para seguir ofreciendo una “adecuada” retribución al accionista.