Son madre e hija, pero la princesa Leonor ya empieza a mostrar su personalidad diferenciada de la Reina Letizia. Aunque la experiodista le contagie alguna de sus manías, Leonor está llegando a una edad en la que los niños muestran cómo son realmente.

La adolescencia es una etapa caracterizada por la rebeldía y en la que los niños quieren mostrar cómo son y lo diferentes que son de sus padres. Aunque Leonor se muestre muy dulce y prudente en público, pronto podremos ver las diferencias con su madre.

Letizia la quiere mantener en una jaula de oro, sin acceso a móviles ni apenas contacto con el mundo, pero eso no puede ser para toda la vida.

La Reina Letizia, muy desconfiada

La Reina Letizia muy desconfiada

Puede ser por la presión que los medios de comunicación ejercen sobre ella, puede ser por protegerse tras el fallecimiento de su hermana Erika, pero la Reina Letizia es cada vez más desconfiada.

Es habitual verla en los actos públicos hablando con algún invitado tapándose la boca o dando la espalda a las cámaras que están presentes. No quiere que nadie se entere de lo que dice.

De momento, su hija la princesa Leonor no es así de desconfiada, y de momento se muestra feliz y despreocupada ante los medios. Habrá que ver si esto sigue así en el futuro.

Comentarios de Facebook