Jordi Sevilla, presidente de Red Eléctrica

El presidente de Red Eléctrica, Jordi Sevilla, tiene actualmente un frente abierto con su compañía bastante importante. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidio meter mano al negocio regulado de las energéticas, y para ello prepara un recorte en los pagos a la distribución y el transporte, tanto del gas como la electricidad. Esto último es lo que afecta al operador de redes nacional, y además de manera importante.

Esta situación debería tener lo suficientemente concentrado a Sevilla con el problema; pero nada más lejos de la realidad, el exministro socialista es un tuitero bastante activo que, este pasado miércoles, se ha cruzado con otro grupo muy activo, en este caso los fans de las redes de Unidas Podemos. Una opinión sobre Pablo Iglesias ha sido el detonante.

Eso ha tenido la respuesta de Unidas Podemos, que considera que el presidente de Red Eléctrica está deslegitimado para dirigir esta compañía tras asegurar este que el secretario general de la formación morada es “el principal obstáculo a un Gobierno de izquierdas”. Así lo ha manifestado su portavoz adjunta en el Congreso Yolanda Díaz, que en un mensaje en su cuenta de Twitter cree que “este tipo de ‘opiniones políticas’ perjudica la independencia de Red Eléctrica”.

“Que quien ostenta la presidencia de REE, órgano técnico clave en el sistema eléctrico en nuestro país, emita este tipo de ‘opiniones políticas’, además de ser la primera vez que sucede, perjudica la independencia de Red Eléctrica y lo descalifica para presidirlo”, ha escrito Díaz.

La diputada de Galicia En Común ha ‘colgado’ esta frase con una foto del tuit de Jordi Sevilla, citando al propio exministro socialista y actual presidente de Red Eléctrica en su mensaje.

En su tuit, Sevilla criticaba a Iglesias, señalándole como “el principal obstáculo a un Gobierno de izquierdas”. “Para muchos, socialistas o no, Pablo Iglesias se ha convertido en el principal obstáculo a un Gobierno de izquierdas en España después de liderar el ‘no a Sánchez’ en 2016 (esperando el surpasso (sic)) y estirar personalmente la cuerda hasta romperla en 2019”.

Pero aquí no terminó todo. Con su tradicional actividad tuitera, cientos de seguidores de la formación morada mostraron su desaire, algo que a Jordi Sevilla no le gustó nada.

Así, el presidente de Red Eléctrica, una empresa cotizada, se ha visto envuelto en una polémica con cruces de tuits mientras que el regulador español pone en jaque el negocio de la compañía y el dinero de los inversores.