ASUS Zenbook ordenador portátil

El ordenador portátil ha pasado de ser un objeto de lujo reservado solo para algunos por su alto precio a uno de los PCs más usados actualmente. Cada vez más usuarios optan por comprar un ordenador portátil como sustituto de los sobremesa. Pero ¿realmente deberías comprar un equipo de estas características?

Aunque un ordenador portátil tiene muchas ventajas sobre otro tipo de equipos como los PCs de sobremesa o los AIO (All In One), no todo son cosas positivas y en algunos casos te podrías encontrar con problemas que no imaginabas y que te podrían hacer cambiar de opinión sobre si la compra que has hecho es la acertada.

En 2018 las ventas de ordenadores portátiles se incrementaron considerablemente con un repunte cercano al 2%. Se rompió el pronóstico que auguraba una caída de ventas.

3 razones para comprar un ordenador portátil

ASUS Zenbook ordenador portátil

Dependiendo del uso que le vayas a dar y de lo que realmente estás buscando, hay muchas razones por las que comprar un ordenador portátil puede ser una buena idea. Aquí tienes algunas de ellas:

  1. Movilidad: la autonomía de las baterías de un ordenador portátil, su reducido tamaño y bajo peso son una de las principales características por las que comprar un equipo portátil es una buena elección. Especialmente si lo usas para transportarlo de un lugar a otro o necesitas usarlo fuera de casa donde no hay enchufes, como en el parque, transportes públicos, etc. Además, se pueden almacenar en cualquier lugar sin ocupar demasiado espacio.
  2. Accesibilidad: los puertos de conexión están colocados en los flancos laterales del equipo, lo que facilita la accesibilidad a todos los periféricos conectados. En los equipos AIO o de sobremesa, los puertos suelen estar en la parte trasera de la torre, lo que hace complicado estar conectando o desconectando los dispositivos.
  3. Consumo: el consumo de los equipos portátiles es bastante más reducido que los equipos de mayor tamaño. El motivo es que su hardware está especialmente diseñado para no consumir demasiado y que la batería dure lo máximo posible. Eso puede hacer que ahorremos algo en la factura de la luz.

3 razones para NO hacerlo

Hombre rompe pantalla de ordenador portátil con el puño

No todo es bueno, algunas de las cuestiones que podrían hacerte considerar seriamente elegir un PC de sobremesa o un AIO (All In One) y descartar el ordenador portátil son:

  1. No son tan modulares: uno de los principales puntos negativos de tener un ordenador portátil es la falta de modularidad. La mayor parte de sus componentes están soldados a la placa base o no se pueden ampliar como en un equipo de sobremesa. Eso implica que si alguno se estropea o si lo queremos sustituir para actualizarlo no se pueda. De las pocas cosas que sí se puede sustituir o ampliar es la memoria RAM, aunque hay casos donde tampoco hay slots libres.
  2. Rendimiento: al ser componentes integrados y hechos para ahorrar batería (Low Power), su rendimiento es inferior a los equivalentes que encontramos en un AIO o en un sobremesa. Es decir, no esperes que un microprocesador Intel Core o AMD Ryzen marcado con la U o M tenga el mismo rendimiento que ese mismo modelo para PC.
  3. Conectividad: otra de las grandes desventajas de un ordenador portátil es la reducida cantidad de puertos disponibles. En un portátil para gaming suele haber algunos más, pero aún así no suelen ser suficientes para algunos usuarios, pero en un ultrabook suele ser extremadamente limitado debido a la delgadez de estos equipos. Si necesitas de gran cantidad de conexiones, no deberías elegir un ordenador portátil.
Apple

El precio de los portátiles se dispara con Apple en cabeza

El negocio de los ordenadores portátiles está resugierdo de sus cenizas, y eso se nota en el número de ventas; y, además, en el aumento de precios

Si necesitas un equipo de alto muy alto rendimiento, con gran cantidad de puertos y con vistas a actualizarlo en un futuro o que sea fácilmente reparable, un equipo portátil no es para ti.