comedia
La comedia es el género de moda en Estados Unidos gracias a Netflix

La comedia ‘mainstream’ siempre ha tenido gran aceptación en nuestro país: de los taquillazos cinematográficos de Pajares y Esteso a las millonarias empanadillas de Martes y 13.

El origen de la comedia se pierde en el principio de los tiempos, pero en el Siglo de Oro español ya hay multitud de referencias a los ‘cómicos de la legua’, compañías trashumantes que estaban obligadas a dormir lejos de los pueblos en los que actuaban por al fama que les perseguía.

La situación de la comedia española ha evolucionado con la llegada del ‘stand-up’, que parió una generación de nuevos humoristas que diversificaron y enriquecieron el género tras el nacimiento de espacios televisivos como ‘El club de la comedia’ o ‘Nuevos cómicos’. 

La novedad es que los propios cómicos patrios están teorizando sobre la comedia. Es el caso de Ignatius Farray, que desempolva su excéntrica vida en ‘La vida moderna’, ejerce de estrella del rock en ‘La Resistencia’ y llevó sus anécdotas a ‘El fin de la comedia’, serie nominada a un Emmy.

También lo hace la Cadena SER en el espacio recién estrenado ‘Phi Beta Lambda’, programa comandado por el controvertido Antonio Castelo. En este nuevo proyecto emitido en las madrugadas del fin de semana se recoge el eco de los éxitos de Netflix, plataforma que cuenta con el humor, la ficción y el documental como principales herramientas para eclipsar a la televisión tradicional.

LA COMEDIA EN NUESTRO PAÍS

El canal #0 ha apostado de forma rotunda por el humor y cuenta con dos late-shows diarios, ‘Late Motiv’ con Andreu Buenafuente y La Resistencia’ con David Broncano, cómico de moda en nuestro país.

comedia
David Broncano conduce con éxito ‘La Resistencia’ y ‘La vida moderna’

Pero la comedia no es exclusivo del pago, ya que el espacio diario más visto de La Sexta es ‘El Intermedio’ y la serie más longeva de Mediaset es ‘La que se avecina’, mientras que TVE apuesta por José Mota y prepara un nuevo espacio nocturno para La 2.

PELIGRO: LOS LÍMITES DEL HUMOR

El manido debate sobre ‘los límites del humor’ se aparcó en Estados Unidos por el caso Weinstein, que ha provocado un efecto dominó por el cual han sido salpicados Bill Cosby, encarcelado a un máximo de 10 años tras ser condenado por varios casos de abuso sexual, o Louis C.K., al que se le han evaporado varios proyectos tras varias denuncias publicadas por The New York Times.

En España sigue pendiente destapar a nuestro ‘Weinstein’, por lo cual las líneas rojas de la comedia siguen siendo un debate tan habitual como las charlas sobre meteorología. El más afectado por esta dictadura de lo políticamente correcto es Rober Bodegas, que junto a Alberto Casado caricaturizan al ‘cuñadismo’ en el dúo Pantomima Full. 

Bodegas recibió amenazas de muerte tras hacer varios chistes sobre la etnia gitana y algunos medios progresistas que abogan por la libertad de expresión no salieron en su defensa porque el cómico gallego había hecho comedia “de arriba a abajo”. Ver para creer.

NETFLIX SUMA Y SIGUE

Jerry Seinfeld firmó un contrato de 100 millones de dólares (80 millones de euros) por dos monólogos de 60 minutos y varias entrevistas realizadas en un coche. El co-creador y protagonista de la inolvidable ‘Seinfeld’, poseedor de una de las colecciones de Porsche más grandes del mundo, consigue contratos dignos de ‘Juego de tronos’ con espacios low cost.

comedia
Jerry Seinfield ha conseguido firmar un contrato de 100 millones de dólares por dos especiales de 60 minutos y un espacio de entrevistas.

Ese es el gran salto de la comedia, éxito por el cual Chris Rock y Ricky Gervais han firmado sendos contratos de 40 millones de dólares por dos especiales de una hora. Y es que la OTT desembolsa gran parte de sus 6.000 millones de dólares en mimar a la comedia, por el que están apostando con más prudencia en nuestro país.

La plataforma estrenó el especial ‘Uno y no más’ de Joaquín Reyes, la película ‘Fe de etarras’ de Borja Cobeaga y la sitcom ‘Paquita Salas’, pero los números de nuestros cómicos siguen a años luz de las cifras que manejan sus colegas americanos.

Comentarios