El Puerto Deportivo de Sotogrande está llevando a cabo una activa política de RSC, impulsando diferentes iniciativas con el objetivo de contribuir a la sostenibilidad medioambiental del entorno, apostando además por la calidad, la seguridad y la salud en el trabajo a través de actuaciones orientadas a promover la excelencia en los procesos y en su interacción con clientes, trabajadores, proveedores y comunidad.

En el marco de dicha estrategia y a fin de contribuir a la reducción de emisiones de CO2 en la zona, acaba de abrir en el corazón del puerto deportivo dos electrolineras de última generación para la recarga rápida de vehículos eléctricos, de 22 Kw de potencia cada una.

El proyecto, puesto en marcha junto con la empresa Airis Luz y Energía, permite la recarga a través de códigos que se obtienen en la Torre de Control del propio puerto. En una segunda fase, las recargas serán autogestionables a través de una aplicación móvil que se está ya desarrollando.

Mercadona

Mercadona y el medio ambiente: predica contra el plástico, pero aumenta un 12% su uso

El compromiso de Mercadona con el medio ambiente parece fuera de duda si nos ateneos a sus manifestaciones públicas. Sus palabras, que se pueden...

Esta actuación se une a la sustitución de la flota de vehículos industriales de mantenimiento y conservación de las instalaciones, llevada a cabo por Puerto Sotogrande en los últimos años a fin de reducir considerablemente la huella de carbono.

Adicionalmente, y en el marco de su política de RSC, Puerto Sotogrande acaba de convertirse además en el primer puerto deportivo español en obtener la Certificación del Sistema de Gestión, Seguridad y Salud en el Trabajo (ISO 45001), otorgada por Aenor, un reconocimiento que viene a sumarse a la renovación que acaba de obtener también de las certificaciones del sistema de gestión de la calidad (ISO 9001) y del sistema de gestión ambiental (ISO 14001).

CONSERVACIÓN DE ESPECIES PROTEGIDAS

Según informaron sus responsables, el compromiso de Puerto Sotogrande con la calidad, el medio ambiente y la seguridad de los trabajadores es una constante que lo ha convertido en referente en la protección de especies marinas protegidas, destacando la conservación de la Patella Ferruginea, una de las especies más amenazadas en peligro de extinción según el Catálogo Español de Especies Amenazadas y según la Directiva Europea 92/43.

Gracias a las actuaciones del Puerto Deportivo de Sotogrande, los 750 metros del espigón del dique de abrigo se han convertido en hábitat preferente para estos invertebrados, presentando la mayor densidad de ejemplares adultos de toda la costa andaluz y con un estado de salud de esta población marina muy bueno, según un informe de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. En 2018 ha alcanzado una distribución bimodal de tallas de ejemplares con un pico mayor entre 41-50 mm y 71-80 mm.

La preocupación y compromiso por la conservación del entorno marino de Puerto Sotogrande abarca además distintas campañas de concienciación y sensibilización llevadas a cabo entre la comunidad más joven. Como principal impulsor y promotor del cuidado y sostenibilidad de la zona, el puerto pone en marcha anualmente y desde hace cinco años una campaña de información ambiental sobre el entorno natural en el que se encuentra, que engloba la desembocadura del Río Guadiaro, la Laguna de Torreguadiaro y las estribaciones del Parque Natural de los Alcornocales y el Parque Natural del Estrecho.

Impartida por instructores habilitados expertos en el entorno natural de la zona, cada año se dirige a unos 900 alumnos de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años de colegios e institutos del municipio de San Roque, al que pertenece el puerto.