Puerto de Indias
José Antonio Rodríguez, socio fundador de Puerto de Indias

Meteórico. Así se puede definir el camino desarrollado por la ginebra Puerto de Indias. Y no sólo en España. Fue en 2016, sólo tres años después de su alumbramiento en la localidad sevillana de Carmona, cuando dio su primer salto fuera de nuestras fronteras.

En concreto, sus primeras exportaciones tuvieron como destino Reino Unido, Portugal y Holanda. No se pararon ahí. Al año siguiente se atrevió con el otro lado del Atlántico, caso de México, y llegaron hasta China. “Poco a poco, con un intenso y constante esfuerzo, nos hemos ido introduciendo en nuevos mercados tanto de Europa, como de América y Asia y, actualmente, estamos presentes en una veintena de países”, afirma José Antonio Rodríguez, su socio fundador.

Las ventas de la marca allende los mares se acercan al 10%, una cifra que esperan progrese tras el desembarco en EEUU

¿Próximos pasos? Las expectativas de la compañía sevillana no tienen freno. “Estamos trabajando para poder ofrecer las distintas variedades de ginebra de Puerto de Indias en Estados Unidos. Es un reto muy importante para nosotros que esperamos materializar en los próximos meses”, confiesa José Antonio Rodríguez.

PUERTO DE INDIAS A LA CONQUISTA

Actualmente, el nivel de exportación en base a las ventas totales de la marca está el 9%. “Estimamos que conforme se vaya fortaleciendo nuestra presencia en los países en los que ya es posible adquirir nuestras variedades de ginebra, esta cifra irá en continuo crecimiento”, manifiesta el socio fundador.

Una apuesta que irá a más después de la incorporación al accionariado del grupo inversor HIG (socio mayoritario desde el pasado mes de febrero). “Recientemente hemos abierto nuevos mercados en Europa Central y hay previsiones a corto plazo de ‘conquistar’ el mercado en Europa del Este y Centroamérica”, señala José Antonio Rodríguez.

Se trata no solo de abrirse camino en otros países donde, hasta ahora, no tenían presencia, sino también de reforzar las ventas en aquellos en los que sí están presentes. En 2017, las ventas totales alcanzaron la cifra de casi seis millones de botellas, y la facturación alcanzó los 50 millones de euros.

ginebra

Pasión por la ginebra española en Reino Unido

La ginebra española está sabiendo sacar partido tanto a su innovación como a su presentación para aterrizar en mercados con una terrible competencia como el Reino Unido.

Aunque Puerto de Indias Strawberry (con aromas a fresas y enebro) ha sido la encargada de dar el ‘pistoletazo’ no solo al éxito de la empresa en España (ha sido imitada por otras enseñas del sector, incluso multinacionales), y asimismo ha sido el estandarte de su aterrizaje en otros destinos, la compañía no quiere centrar su punto de mira únicamente en ella. La Dry o Pure Black Edition (con aromas florales como la naranja, el limón o el azahar), y la Classic (más cítrica con la naranja, la lima o el pomelo) también jugarán sus cartas.

“Basándonos en nuestras degustaciones en clientes de hostelería en ciudades como Londres, Manchester, Portsmouth o Belfast, así como en ferias de licores espirituosos enfocadas a profesionales del sector y al público en general, Pure Black Edition ha tenido una gran aceptación, casi a los niveles de la Strawberry”, reconoce el socio fundador de Puerto de Indias.

Si hablamos del consumidor español de ginebra, hasta hace poco se le podría definir como clásico: ginebra más tónica y, en ocasiones, una rodaja de limón. Pero el boom vivido tras la llegada de las ginebras aromáticas, como Puerto de Indias Strawberry, sentó las bases de una nueva concepción en el consumo de gin tonics. “Gracias a este innovador destilado, los nuevos consumidores de ginebra en España están marcados por un perfil más atrevido, exclusivo y encaminado hacia la coctelería premium en cuanto a la forma de servir el producto, el tipo de copa utilizado, la decoración y los elementos para potenciar el sabor”, concluye José Antonio Rodríguez.