Patrick T. Fallon/Bloomberg

Christopher Palmeri y Anousha Sakoui para Bloomberg

El negocio del cine puede estar en medio de una tormenta, pero con el estreno de la próxima gran película de superhéroes de Walt Disney: Thor: Ragnarok, Bog Iger suena tan confiado como el propio dios vikingo.

Con Thor, Coco y Star Wars por estrenarse “me gusta la oferta”, sostuvo el director ejecutivo de Disney, marcando sus próximos tres lanzamientos. “No creo que un verano o un año diga nada. Siempre hay que trabajar por hacer grandes producciones”.

Después del peor verano en una década, las ventas de boletos en los Estados Unidos bajaron 5% en 2017. Y las grandes decepciones son el tipo de películas en la que Hollywood suele centrarse: secuelas como The Mummy o Transformers 5, junto a Piratas del Caribe o Cars 3 de Disney. Al comprar Pixar, Marvel Entertainment y Lucasfilm por 15.000 millones de dólares (12.727 millones de euros) durante la última década, Iger ha apostado por convertir marcas y personajes familiares en máquinas cinematográficas.

El modelo de negocios de Disney fue puesto a prueba una vez más

Walt Disney y el proveedor de televisión por cable Altice USA alcanzaron un acuerdo de programación preliminar ver ABC, ESPN y Disney Channel.

A pesar de esta pesadilla, es posible que las próximas tres películas de Disney sobrepasen todas las expectativas, especialmente con Star Wars: Los Últimos Jedi en mano, que llegará a los cines el 15 de diciembre, junto a otros posibles éxitos de otoño como La Liga de la Justicia, que ayudarán a alcanzar los ingresos en boletería de 2016.

Eric Wold, analista de B. Riley en San Francisco, calcula que la taquilla estadounidense terminará 1% por debajo del récord de 11.380 millones de dólares (9.656 millones de euros) del año pasado. Algunas sorpresas podrían dar un impulso a las acciones de esta industria. AMC Entertainment y Regal han caído 59% y 22%, respectivamente, por ejemplo.

“Disney maneja el cuarto trimestre y el año, como lo ha hecho constantemente”, observó Wold. “Dependiendo de cuán fuertes sean sus películas, podría alcanzar un récord en 2017.

Disney cayó 0,4% hasta 97,94 dólares en Nueva York. Sus acciones retrocedieron 5,6% este año hasta el martes pasado.

Lo cierto es que se proyecta que Ragnarok, la tercera película de Disney basada en la deidad nórdica, alcanzará 105 millones de dólares (89 millones de euro) en su apertura de fin de semana y 269 millones de dólares (228 millones de euros) en los Estados Unidos, según estimaciones de BoxOfficePro.com. Eso es suficiente para enlistarse en los 10 primeros puestos del año.

Marvel, que fue adquirida por Disney por 4.000 millones de dólares (3.394 millones de euros) en 2009, viene de una serie de éxitos, incluidas dos películas de Guardianes de la Galaxia y Capitán América: Guerra Civil en 2016.

La compañía tiene tres películas basadas en personajes de cómics de Marvel programadas para 2018. Mantener estas producciones frescas es algo que los ejecutivos de Disney hablan “todo el tiempo”, señaló Iger. La clave son nuevas historias, nuevos personajes y lugares para los héroes.

Las 10 películas más taquilleras de Disney

Walt Disney proyecta una gran sombra sobre la industria cinematográfica. Cuatro de las 10 películas más taquilleras de todos los tiempos provienen de la...

“Somos afortunados con Marvel porque tenemos muchos personajes, así que estamos revisando los viejos y conociendo los nuevos”, indicó Iger. “En la mayoría de los casos en los que una película no funciona, es un fracaso del proceso creativo”.

La compañía confía en que el nuevo Thor superará a sus predecesores, según Alan Horn, presidente de Walt Disney Studios. En parte debido a menos lanzamientos en 2017, las ventas domésticas de taquilla del gigante de entretenimiento han caído 35%, según el investigador Box Office Mojo. El lanzamiento de 2013, Thor: The Dark World, producido por 170 millones de dólares (144 millones de euros), recaudó 206,4 millones de dólares (174,9 millones de euros) en los Estados Unidos y 644,6 millones de dólares en todo el mundo.

El nuevo Thor tiene elementos de Star Wars, Los Juegos del Hambre e incluso Ben Hur, dado que el personaje interpretado por Chris Hemsworth debe luchar contra su antiguo aliado Hulk en un coliseo. Tom Hiddleston vuelve como el malvado Loki, y Benedict Cumberbatch aparece como el Doctor Strange. También hay nuevos roles como la hermana aún más malvada de Thor, Hela, la diosa de la Muerte y Jeff Goldblum, como un maestro de ceremonias.

Los cambios en el tono también son importantes para mantener la frescura, dijo Iger. Tal vez tomando en cuenta el éxito de Deadpool, la última película de Thor tendrá más comedia. “Hay mucho humor en esta película. También hay mucho corazón”.

Comentarios