Primark
Luke MacGregor/Bloomberg

Una vez más, la compañía low cost de ropa Primark ha sido acusada supuestamente de copiar productos. En este caso, es VF Corp, matriz de Vans, quien llevará a la firma textil a los tribunales por plagiar las famosas zapatillas que, además, vende a un precio muy inferior; pero Primark plantará cara para defender sus artículos.

“No estamos de acuerdo con las acusaciones de Vans y planeamos defender nuestra posición”, apuntan fuentes de Primark a MERCA2. La compañía textil vende unas zapatillas parecidas a las Vans con la principal diferencia del precio. Unas zapatillas Vans pueden llegar a costar entre 50 y 70 euros, mientras que las de Primark tienen un coste muy inferior: aproximadamente 10 euros. Y es exactamente este aspecto, el del precio, lo que hace que este producto se dispare en ventas.

Por ello, la compañía textil está acusada de incurrir en competencia desleal y publicidad falsa. El problema es que sus copias van en contra de la Ley de Competencia y de la Ley de Competencia Desleal. En el primero de los casos se produce un abuso de poder dominante, mientras que en el segundo induce al error al usuario.

CORTEFIEL

Tendam (antiguo Cortefiel) exprime al máximo el concepto de rebajas eternas

Históricamente el periodo de rebajas de invierno empezaba el 7 de enero, justo después del día de los Reyes Magos. Consumidores agolpados esperando a...

Tal y como establece la Organización de Consumidore y Usuarios (OCU), las copias de productos a través de su formato suponen “prácticas engañosas que crean confusión al consumidor con el riesgo de que asocie el producto o servicio con alguna marca registrada, nombre comercial u otras marcas”.

Lo cierto es que el parecido es bastante razonable. De hecho, las redes sociales se han hecho eco de esta similitud. Si bien es cierto, muchos usuarios son conscientes de que el producto que compran a ese menor precio es, también, de inferior calidad.

OTRAS IMITACIONES DE PRIMARK

No es la primera vez que Primark se enfrenta a los tribunales o es acusada de imitar determinados artículos de otras marcas. Además de las Vans, son conocidas los clones de muchos productos de Zara. Gafas de sol a tres euros, cazadoras a 25 euros –la mitad de precio que en una tienda de Amancio Ortega– o camisetas con mensajes iguales son algunas de sus copias más famosas.

En 2018, el gigante low cost comercializó bolso de Minnie Mouse inspirado en la firma de lujo Kate Spade. El artículo tuvo un gran tirón entre los usuarios porque se vendía a un precio que rondaba los ocho euros, mientras que el bolso original asciende a 300 euros.

NO VENDE ONLINE LAS COPIAS

Primark no vende online estas copias, principalmente porque de momento, y como ha asegurado a MERCA2, no entrará en este canal. La compañía considera los modelos de negocio alternativos periódicamente, “pero en la actualidad, no hay planes para vender online. Los clientes disfrutan mirando en Internet las últimas novedades, y luego se acercan a las tiendas para comprar. El diseño y la experiencia dentro de la tienda son parte del atractivo de Primark para los clientes”.

Primark se niega a entrar. Y eso que llegó a hacer pruebas en 2013 vendiendo productos a través de una web. No obstante, los resultados no fueron satisfactorios ya que no llegó a implementar este modelo en su estrategia.

Comentarios