Salarios presidentes banca

El trío que forman los presidentes de CaixaBank, Bankia y BBVA se ha alzado como el más rentable de la banca española en 2018 de acuerdo a su salario y los resultados obtenidos por las entidades.

Los mandatarios Jordi Gual (775 euros), José Ignacio Goirigolzarri (924 euros) y Francisco González (957 euros) han ganado menos de mil euros por cada millón de beneficio logrado por los bancos que presiden en un año que no ha sido nada sencillo para el sector financiero global ni el español en particular.

Salarios presidentes bancos
Fuente: elaboración propia con datos oficiales de los bancos.

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, recibió un salario total de 1,5 millones de euros en 2018, según los datos remitidos a la CNMV en el informe anual sobre remuneraciones de los consejeros de la compañía. Esta cifra se reparte entre 1,15 millones de euros fijos (en línea con 2017) ya que no tiene variables y 350.000 euros por su presencia en los Consejos de Administración de Repsol, Telefónica y Erste Bank. El banco presentó un beneficio de casi 2.000 millones de euros en 2018, lo que supone que con solo 755 euros de salario ‘generó’ un millón de ganancias para la entidad.

Sin embargo, no todo han sido buenas noticias para Jordi Gual. Por un lado, las acciones de CaixaBank registraron una caída del 16,12% en el parqué madrileño desde enero hasta el cierre de la última sesión del año. Por otro lado, el anuncio del ERE que supondrá la salida de cerca de 2.000 empleados ha dinamitado la relación con los sindicatos. Lo que comenzó con la intención por ambas partes de llegar a un acuerdo amistoso como en anteriores ocasiones se ha convertido en movilizaciones e indignación por parte de los representantes sindicales.

sector financiero

Sector financiero y transformación digital: dime de qué presumes…

Más allá de los anuncios oficiales de las compañías, sus propios trabajadores reconocen una falta de confianza en las capacidades digitales y de liderazgo...

Por debajo de los mil euros por millón de beneficio se encuentran también los presidentes de Bankia y BBVA, José Ignacio Goirigolzarri y Francisco González respectivamente. En el caso del primero, hay truco. No puede ganar más por ley. Al tratarse de una entidad rescatada con dinero público, el sueldo de los consejeros está regulado de acuerdo al decreto 2/2012.

Las retribuciones de los ejecutivos de Bankia están limitadas por ser un banco público que recibió dinero del Estado. El Estado, a través del Frob (el fondo público de rescate) mantiene cerca del 61% del capital de Bankia. “La retribución fija de los miembros de los órganos colegiados de administración distintos de presidentes ejecutivos, consejeros delegados y directivos de las entidades está limitada a 100.000 euros anuales”, recoge Bankia en su informe anual. “En el caso de los consejeros ejecutivos el límite anual es de 500.000 euros”, puntualiza.

La parte variable de la retribución de José Ignacio Goirigolzarri ascendió en 2018 a 300.000 euros. El 50% de la RVA (Renta Variable Anual), tanto en metálico como en acciones, se abonará en 2022 y el otro 50% en dos partes iguales en 2023 y 2024, de acuerdo a lo establecido en el artículo 15 bis del Reglamento del Consejo de Administración de la Sociedad.

Por su parte, Francisco González (FG) tampoco resultó muy caro, desde el punto de vista de los resultados, a BBVA. El directivo gallego ganó en su último año como presidente del banco que vio nacer 5,1 millones de euros. La entidad vasca cerró 20018 con un beneficio de 5.324 millones de euros en un ejercicio marcado por el agujero turco, los problemas de cambio en algunos países americanos y la sucesión en la presidencia.

Otro aspecto es el daño económico que está causando la crisis reputacional creada a raíz de la publicación en MONCLOA.COM de las escuchas encargadas por FG al excomisario Villarejo para evitar el asalto de Sacyr al poder. Por ahora, mantiene sus cargos como presidente de honor del banco y de la Fundación BBVA.

LOS OTROS PRESIDENTES

Los otros cinco presidentes de bancos cotizados españoles se colocan por encima de los mil euros de salario por millón de beneficio en 2018. Algunos, como Pedro Guerrero (Bankinter) y Pedro Manuel Rivero (Liberbank) tienen un papel secundario y dejan el bastón de mando en manos de sus consejeros delegados: María Dolores Dancausa y Manuel Menéndez, respectivamente.

Ana Botín se alza con el honor de ser la presidente de banco español cotizado que más dinero ganó en 2018. En concreto, once millones de euros (casi seis más que el segundo, FG). Esta cifra marea, pero la entidad cántabra obtuvo un beneficio neto de 7.810 millones de euros lo que permite que su ‘rentabilidad’ se sitúen en la media del sector.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, se ha visto muy perjudicado por el agujero que dejó en las cuentas anuales la integración de su filial británica, TSB. Este mal año llevó a que tanto él como el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, renunciaron a recibir su retribución variable. En el caso del presidente 656.000 euros y en el de Guardiola 563.500 euros.

El presidente argumentó en el Consejo de Administración que su decisión estaba motivada por “el impacto en los resultados del banco de la migración del TSB y las circunstancias extraordinarias del ejercicio, a pesar de los buenos resultados del negocio”. El Consejo aceptó la renuncia, agradeció la decisión y la valoró muy positivamente “al representar una manifestación de sensibilidad ante la situación que el Consejo hizo suya y asumió desde la ratificación de la eficaz gestión” de la entidad, tal y como indicaba en informe anual sobre remuneraciones de los consejeros remitido a la CNMV.

Unicaja y su presidente, Manuel Azaga, no han podido entrar en este análisis. La entidad andaluza no ha presentado el informe anual sobre retribuciones de los consejeros ante la CNMV ni tiene fecha para ello, tal y como han reconocido a MERCA2 fuentes del banco. En su informe relativo al ejercicio de 2017, indicó que “la retribución dineraria fija prevista contractualmente para 2018 de los Consejeros por el desempeño de funciones ejecutivas es de 588.000 euros para el presidente ejecutivo”.