HMD Global Oy, compañía finlandesa que desarrolla teléfonos móviles, presentó su último smartphone de marca Nokia, para así sacar parte del mercado a los gigantes Samsung y Apple.

El Nokia 8, como se le conoce al nuevo móvil, estará disponible a partir de septiembre y se venderá por un precio medio global de 599 euros, según un reporte de HMD.

La compañía, que empezó sus operaciones en el año 2016 con una licencia exclusiva para móviles de Nokia, ha centrado esfuerzos en revivir la marca con smartphones más baratos, a través de un rediseño del clásico Nokia 3310, vendido por primera vez en el año 2000.

En febrero, HMD dio a conocer los móviles inteligentes Nokia 3 y Nokia 5, a un precio de 139 euros y 189 euros, respectivamente.

Simon Dawson/Bloomberg

Según Juho Sarvikas, jefe de productos de HMD, dijo que es el “momento perfecto” para presentar el modelo que describe como su producto insignia. El móvil contará con una función de foto y vídeo de “doble vista”, en la que las imágenes de las cámaras frontal y posterior se mostrarán simultáneamente en una pantalla dividida. A esto lo describen como una función “menos selfie, más bothie”, una palabra usada para decir “ambos lados”.

HMD había optado por lanzar modelos más económicos, porque 50% de la demanda global se focaliza en teléfonos cuyos precios oscilan entre 100 y 250 euros, según Sarvikas. “Queríamos comenzar allí, donde sabemos que somos relevantes. Estamos ansiados por entrar en este segmento”.

El nuevo móvil viene con una cámara Zeiss, después de que HMD anunciara en julio que había firmado una asociación con el grupo Carl Zeiss AG, una empresa óptica alemana.

50% de la demanda global se focaliza en móviles cuyos precios oscilan entre 100 y 250 euros, según HMD

El lanzamiento se produce justo en el momento en que Apple se prepara para lanzar su nuevo iPhone y Samsung está a punto de estrenar su Galaxy Note 8, pero Sarvikas señaló que no está preocupado por la competencia. “Estamos acá para los consumidores”.

De todos modos, Sarvikas fue incapaz de compartir cifras detalladas de ventas, pero dijo que HMD había vendido “millones de teléfonos inteligentes” y “decenas de millones” de móviles con funciones, de los cuales el 3310 es solo uno de los modelos.

Nokia Oyj vendió el negocio de teléfonos móviles a Microsoft en 2014. El año pasado, Microsoft lo vendió a HMD y FIH Mobile, una filial del fabricante chino de teléfonos Foxconn Technology. El presidente ejecutivo de HMD, Arto Nummela, ex ejecutivo de Nokia, abandonó la compañía en julio pasado.

Comentarios