Con filiales en nueve países, entre ellos España, donde está presente desde hace más de veinte años, la farmacéutica portuguesa Bial presume de acercarse a sus cien años de vida más joven que nunca. Con un promedio de más de 15.000 nuevas moléculas sintetizadas, la compañía asigna el 20% de su facturación anual (275 millones de euros en 2018) a la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos.

Fundada en Oporto en 1924 por Álvaro Portela, es su nieto Luis Portela quien preside actualmente una compañía que está presente en 59 países ya sea con la comercialización directa de medicamentos o acuerdos de licencia. En el camino del centenario, Bial asegura que su objetivo es continuar apostando por la innovación y la expansión en los mercados de mayor relevancia, entre ellos Estados Unidos y Asia.

El Sistema Nervioso Central es el área que más peso tiene dentro de la oferta terapéutica de la empresa lusa. En este apartado están incluídos los dos primeros productos de investigación propia de la compañía: Zebinix (acetato de eslicarbazepina), para el tratamiento de la epilepsia (el primero en ser lanzado, en 2009) y Ongentys (opicapona), para el  Parkinson.

1.000 TRABAJADORES

El fármaco para el Párkinson fue aprobado por la autoridad reguladora europea en 2016, concretan desde la farmacéutica, y se comercializa en el Reino Unido, Alemania, España, Italia y Portugal. Las previsiones de la farmacéutica pasan porque que, entre 2020 y 2021, llegue a Estados Unidos, China y Japón.

Asisa

Asisa abrirá en unos meses sus primeras clínicas dentales en Lisboa y Dubái

Asisa pisa a fondo en sus planes de expansión internacional. La aseguradora abrirá en los próximos meses una clínica dental en Lisboa (Portugal) y...

La compañía portuguesa tiene una plantilla de 964 trabajadores de los que, según detallan, el 78% tiene formación universitaria. En Investigación y Desarrollo trabajan más de un centenar de personas, de las cuales el 40% son doctoradas, de nueve nacionalidades diferentes.

Bial cuenta con filiales en Alemania, Reino Unido, Italia o España. Las áreas terapéuticas de más relevancia en España, explican a Merca2, son neurología, respiratorio, cardiovascular y ginecología. La facturación de la filial española en 2018 fue de 82,4 millones de euros. En nuestro país, BIAL cuenta con más de 156 colaboradores.

APUESTA POR LA I+D

BIAL asigna el 20% de su facturación anual a I + D,  su gran apuesta. En el ranking The 2018 EU Industrial RD Investment Scoreboard, informa la farmacéutica, ocupó la 470ª posición entre las 1.000 empresas europeas que más invierte en I + D. En Europa, señalan, solo hay 28 empresas que en los últimos 10 años han sido capaces de desarrollar y comercializar medicamentos innovadores

En los últimos 10 años el peso de las ventas en los mercados internacionales del grupo ha sido creciente, apuntan. Hoy representa el 70% del volumen de negocios, cuando en 2010 era de apenas 30%. Calidad, innovación e internacionalización, son los pilares en los que se ha basado la estrategia de la compañía lusa, señala António Portela, bisnieto de Álvaro Portela y actual CEO.

Portela destaca la evolución de la empresa familiar en los últimos años: “Tenemos medicamentos de investigación propia y estamos en diferentes puntos del globo. Queremos que Bial se afirme cada vez más como una empresa de innovación. Este es un sector muy arriesgado, que exige enormes inversiones y con resultados a muy largo plazo. Pero, como en el pasado, la salud sigue siendo nuestro sueño”.