Cables de fibra óptica

Telefónica tiene un plan para su fibra óptica. Es un plan muy ambicioso a corto-medio plazo para llevar la tecnología de alta velocidad a todo el territorio nacional. Eso incluye lugares donde actualmente no existe ni banda ancha por la geolocalización en la que se encuentran algunas zonas rurales.

Un plan de ese calado exige también trazar una hoja de ruta. Las fases de Telefónica para llevar la fibra óptica a todos los lugares de España comienzan por acondicionar de forma adecuada las centrales. Éstas están situadas en puntos estratégicos para desde allí distribuir el cableado a todas las zonas hasta donde llegará la cobertura de FTTH.

El siguiente paso es la solicitud de permisos para iniciar las obras necesarias, algo que puede tardar un tiempo considerable. Una vez obtenido el permiso, se planifica cómo se llevará acabo el despliegue y la construcción. Después de eso, las zonas acordadas estarían dentro de la zona de cobertura de la fibra óptica de Telefónica / Movistar.

A medida que se instala la fibra óptica se irá “apagando” toda la tecnología de conexión basada en cable de cobre.

Si Telefónica consigue cumplir su plan y los plazos, se trasformaría en la primera operadora europea en lograrlo. La fecha que se ha marcado como objetivo es el 2022. Momento cuando se habrá desplegado la fibra óptica hasta todos los hogares. Eso implica que se habrá replegado la línea de cobre actual. Es decir, en apenas 3 años debería estar totalmente terminado.

Un proyecto con un alto coste que no llegará a todas las zonas urbanas e industriales, quedará alguna zona concreta sin vertebrar por esta fibra. Pero, por lo menos, Telefónica promete estar presente en la mayor parte del territorio con cobertura FTTH.

Todo ello sería algo aún más complicado y costoso de no ser por otro plan que se ha puesto en marcha de forma previa. Telefónica también estará inmiscuida en la ejecución del Plan 300×10.

El Plan 300×100

Fibra óptica y logo del Gobierno de España

Además, el Plan 300×100 en el que participa Telefónica, la Unión Europea y el Gobierno de España, pretende de forma paralela llevar fibra óptica al 100% de los pueblos de España. Y lo quiere hacer antes de 2021.

El nombre del plan proviene de las cifras que se pretenden alcanzar, con el 100% de los pueblos y zonas rurales con posibilidad de conexión a la fibra óptica y la velocidad de conexión máxima que se ofertará: 300 Mbps. Dicha velocidad debe estar garantizada según los acuerdos del plan.

De cara a un impulso final del plan de Telefónica, la compañía de telecomunicaciones usará unas ayudas económicas aprobadas por el gobierno anterior y la CE. Eso dotará a Telefónica de un presupuesto de 525 millones de euros.

De esos millones, 395 proceden de Fondos FEDER, es decir, una subvención de Europa. Concretamente del instrumento financiero creado por la Comisión Europea para la financiación para el desarrollo regional. FEDER está pensado especialmente para las zonas más deprimidas de los distintos países miembros del viejo continente.

El resto de millones, los 130, los completa el gobierno de España cediendo parte de los presupuestos generales del estado para este fin. Eso sería suficiente para, después de haber cubierto casi la totalidad de las ciudades (>95%), también hacer lo mismo con los pueblos y áreas rurales.

Eso traducido en cifras significará que Telefónica llevará la fibra óptica a 5,96 millones de personas que viven en zonas de peor acceso a Internet de alta velocidad. De esa forma, se reduce la brecha digital que actualmente existe entre los grandes y los pequeños núcleos urbanos.

Telefónica

Telefónica busca ideas para dar internet a las zonas más remotas

Telefónica busca propuestas innovadoras para conectar zonas rurales aisladas o remotas de cualquier parte del mundo, dentro de su proyecto 'Internet para...

La compañía Telefónica pretende tener ya el 95% de esos habitantes dentro de la zona de cobertura de fibra óptica en 2020, terminando con el 5% restante en el último año.