pizzas ocu

Las pizzas vendidas por los supermercados representan una fabulosa opción a la hora de preparar una comida rica, rápida, fácil y económica, garantizando nada de complicaciones. Cada uno de los establecimientos se encargan de venderlas en diversas categorías; adema de ellos, las empresas de alimentación en el último tiempo han insertado esta clase de platos en su catálogo respectivo.

Nutricionalmente una pizza preparada no es lo más recomendable para las personas, pero de ninguna forma es causa de preocupación si decides degustar una de estas en determinadas ocasiones.

Se hace imperante seleccionar bien la pizza de supermercado que quieras comprar, para ello la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha diseñado un ranking que expone los tipos de pizzas que no deberías consumir. ¡Presta atención a estas maravillas peligrosas!

5. Pizzas congeladas de la marca Auchan

El estudio desarrollado por la OCU estableció que la marca blanca de Alcampo no tiene un nivel significativo de calidad, originando que sea una pizza de supermercado no muy recomendable. Cabe destacar, que los ingredientes son de pésimo aspecto y en numerosas ocasiones se han localizado bacterias a lo largo de la masa, unos criterios para nada halagadores.

Otros de los motivos desconcertantes es la reducida cantidad de proteínas y la inmensa cantidad de grasa, aspectos que conllevan a que esta pizza no aporte resultados positivos para tu organismo.

Comentarios de Facebook