piso turístico

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de tener un piso turístico en España es contar con una licencia de vivienda turística legal. Este es un documento que refleja que la vivienda cumple con todo lo necesario para ser utilizado a estos fines de acuerdo a la normativa vigente.

En España, el gobierno de las Comunidades Autónomas tienen el poder de legislar de forma diferente y como consideren oportuno en esta materia. Por tanto, cada una de ellas cuenta con unas características. Cuando hayáis entregado la documentación oportuna que compete a cada Comunidad, se dará de alta vuestra vivienda. Os entregarán, en primer lugar, un código de establecimiento, así como el usuario y contraseña para el registro de viajeros.

Pero antes de proceder a dar de alta vuestro piso turístico, es recomendable echarle un ojo a la normativa de cada Comunidad. Descubre algunas de las más populares.

Piso turístico en Madrid

Madrid

Para que una vivienda sea reconocida como piso turístico en Madrid debe ser una casa, apartamento o piso que se ceda en su totalidad a terceros. Es decir, nunca por habitaciones.

Además, estas se deben ceder con fines lucrativos y durante un período máximo de 3 meses consecutivos. Asimismo, las viviendas de vacaciones también deben respetar las normas del sector, así como tener las condiciones óptimas para su uso inmediato y contar con la Cédula de Habitabilidad.

Esta se obtiene entregando la Declaración Responsable junto a la documentación expresa que requiera la Comunidad. Una vez hecho esto, se dará de alta la vivienda como turística. El número de inscripción concedido debe aparecer siempre en la publicidad de la misma.