Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales

La publicidad sigue siendo la principal fuente de financiación de las webs de contenidos ilegales. El 90% de los ingresos proceden de la actividad publicitaria. El Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales, elaborado por la consultora GfK, revela cifras sobre la piratería en España en 2018. La principal conclusión que aporta el informe es la referida a la caída de la piratería en un 12% desde 2015, lo que supone un 3% con respecto al año 2017.

Las casas de apuestas y juego online suponen el 50% de financiación publicitaria de webs ilegales, seguidas por los sitios de contactos en un 36% y los sistemas de anonimización (VPN y proxies) con un 28% de representación. Las medidas tomadas en contra de la piratería han provocado que algunas marcas de prestigio retiren la publicidad de sus productos de estas páginas de contenido ilegal. Las medidas adoptadas en contra de los contenidos ilícitos más eficaces en los últimos años han sido el bloqueo de acceso a las páginas, sanciones a los proveedores en internet y a los usuarios y diversas campañas de concienciación.

La cesión de datos de los usuarios durante el registro lleva a la recopilación fraudulenta de información privada del usuario. Las bases de datos generadas se comercializan en el mercado a precios muy elevados. Se convierten así en una fuente más de beneficio económico para estas plataformas de contenido ilegal, que hacen negocio con los hábitos de navegación en la web, otros sitios web visitados por el consumidor, preferencias o qué compra.

Telefónica

Telefónica prepara el desembarco de HBO y Amazon en su televisión

Los operadores de telefonía aumentan su apuesta por la televisión. Así, Telefónica prepara el camino para la integración en su plataforma de contenidos audiovisuales...

La rapidez a la hora de entrar a las webs, la ausencia de consecuencias legales, la gratuidad, y sobre todo la novedad se alzan como los principales motivos de los usuarios que justifican el acceso a estos sitios web que ofrecen contenido pirata. Las consecuencias de estas prácticas no afectan solo a quienes están detrás de las páginas o a los usuarios, sino que también las arcas del Estado y los datos de empleo sufren con estas prácticas ilegales.

Más del 50% de los consumidores afirma no saber distinguir las plataformas legales de las que ofrecen contenido pirata, según publica el informe citado

En 2018 el Estado dejó de percibir 638 millones de euros, de los cuales 419 millones de euros en concepto de IVA, 50 millones de euros en IRPF y 169 millones de euros que no recaudó la Seguridad Social. En lo que al empleo se refiere, el sector de la creación de contenidos y la industria cultural generan 83.925 puestos de trabajo. Esta cifra podría incrementarse en un 26% en un escenario sin piratería.

LA MAYOR PLATAFORMA DE CONTENIDO ILEGAL EN ESPAÑA AL BANQUILLO

Este lunes se iniciaba en Murcia el juicio con Seriesyonkis en el banquillo de los acusados. A la mayor página de piratería de España se le imputa cargos por incumplimiento de la Ley de Propiedad Intelectual, cuya reforma entró en vigor el 2 de marzo de 2019. Los cuatro administradores del sitio web que redirigía al contenido audiovisual están acusados de perjuicios a la industria por 550 millones de euros, y una condena de dos a cuatro años de prisión.

Durante el juicio, Alberto García Sola, uno de los fundadores de la web, declaraba que en su página se facilitaban los enlaces a los usuarios, pero nunca se subió contenido. Así lo publica El País en su versión digital.

Las películas, las series, la música y los libros encabezan la lista de contenido de mayor acceso ilegal. La industria cinematográfica ha perdido 471 millones de euros debido al contenido pirata y la literaria una suma que asciende a 215 millones de euros. Sorprendentemente, el sector de los videojuegos registra un 12% de acceso ilegal a contenido (32% en el caso de las películas), pero pierde 265 millones de euros, la más elevada después del sector del cine. La prensa es otra de las gran afectadas por la piratería, ya que perdió en 2018 247 millones de euros, una elevada cifra teniendo en cuenta la crisis que atraviesa el sector periodístico.