branding

El personal branding se ha convertido en una herramienta fundamental para lograr la visibilidad como individuo. Es una estrategia muy utilizada y que va muy bien sobre todo para los emprendedores que comienzan con su negocio. En sus orígenes fue una estrategia muy usada por aquellas personas que buscaban empleo. En la actualidad ha evolucionado y se ha convertido en una herramienta que usa cualquier emprendedor que desea hacerse un hueco en el mercado y diferenciarse del resto. Hay muchas marcas españolas que han hecho uso de este tipo de estrategias, sobre todo las marcas de ropa. Instagram ha sido uno de los canales utilizados por el personal branding con el fin de conseguir dar mayor visibilidad a su marca. El personal branding se puede definir como una estrategia que consigue resaltar los conocimientos, la experiencia, las habilidades de una manera constante y consiguiendo que siempre estén visibles a través de diferentes soportes. La confianza y la transparencia son claves para poder hacerse un hueco en el mercado.

Actualmente para elaborar una estrategia de personal branding de éxito se han de tener en cuenta diferentes factores:

Marketing personal. Usar las RRSS como altavoz de la marca personal, el emprendedor tendrá que establecer una organización muy estructurada sobre su comunicación. Por lo tanto, habrá que diseñar un plan de acción para diferentes soportes (Instagram, Facebook, Twitter). Todo lo que se publique permanecerá en la red por lo que es muy importante pensar bien qué se quiere decir y qué no. Revisar publicaciones anteriores y realizar búsquedas en internet. Una vez consolidada la marca uno de los primeros pasos que suele dar el cliente es buscar información tanto personal como profesional de la marca que ha comenzado a seguir. Tener controlado este tipo de publicaciones es un requisito para construir una historia sólida y que capte la atención del cliente y no la desvié a asuntos que realmente no interesan ni tienen nada que ver con el proyecto que se ofrece. La marca deberá estar enfocada en los comportamientos y actuaciones del emprendedor.

Merchadising personal. Es una buena opción para acercarse al público objetivo y funciona siempre para todos los que han comenzado con su proyecto. Entre los beneficios más destacados se encuentran:

  • Mejora de relación. Recibir un obsequio por parte de la empresa puede suponer una mejora en la relación con los clientes pues sienten que es un trato más especial. Además, aumenta el atractivo de la marca y asegura su existencia.
  • Presupuesto. Se requiere una inversión muy baja, pero se obtienen productos de calidad. Por ejemplo, los bolígrafos personalizados tienen un gran éxito. Esto se debe a que son objetos que poseen una utilidad diaria y forman parte de la rutina. Lo bueno de elegir este tipo de producto es que se puede adaptar perfectamente a la imagen corporativa de la empresa. Se puede elegir el color, la forma, la tinta. Cuanto más útil sea el producto más éxito tendrá esta estrategia. Otra opción muy popular también son las sudaderas personalizadas, estas se pueden confeccionar de multitud de colores y estampados e incluso añadir el logo de la empresa. Al igual que los bolígrafos se pueden personalizar hasta tal que punto que vaya acorde con la imagen corporativa.

DAFO. Realizar un análisis personal también será clave para que el branding personal tenga éxito. Esto dará la perspectiva necesaria para saber en qué punto se quiere estar y hasta dónde se desea llegar. Estudiar metas asequibles a corto y a largo plazo ayudarán a marcar un camino exitoso. Qué hace diferente la marca personal del emprendedor que ha comenzado su proyecto de otros y por qué deben apostar por él y los servicios que ofrece.

Cuidar la imagen. Exponerse en una RRSS también requiere un análisis previo, saber qué se quiere mostrar y qué no. No todo puede ser válido, por lo que es bueno limitar el contenido. Esto también implica cuidar el vestuario, para ello se tendrá que definir qué es lo que se quiere hacer al respecto. Si se optará por seguir un protocolo o si se hará de una manera más natural y no tan estudiada. Algo que dependerá fundamentalmente del tipo de imagen que se quiera ofrecer.

Estilo. Cada persona marca su propio estilo de marketing, en el personal branding hay algunos que optan por la molestia, otros por la dulzura, la sensatez, la sinceridad. Hay multitud de opciones que pueden hacer destacar al emprendedor y es una tarea fundamental diseñar el camino que se tomará. Al final el individuo se convierte en la marca en sí, es la imagen viva de esta.

Comunicación. Saber comunicar es algo que todo emprendedor debe aprender a hacer para poder transmitir los servicios y los valores que su proyecto ofrece. Un factor esencial para conseguir que los clientes conecten con su marca personal. Sin este punto no hay un feedback seguro que garantice que el emprendedor consiga fundar una marca personal sólida y con futuro.

Comentarios de Facebook