Las patatas es un manjar con la gran ventaja de que son nutritivas y muy baratas. Hay mil formas de hacerlas y con qué hacerlas. La más famosa es la tortilla de patatas pero hay otras muchas. Una de ellas y otras variantes que veremos luego, son las patatas a lo pobre. Veamos cómo hacerlas paso a paso.

Nuestros antepasados, abuelos y padres incluso sabían cómo comer barato y aprovechar las patatas que había en la despensa para preparar un plato delicioso: patatas fritas, un puré de patata o unas patatas a lo pobre, que es lo que vamos a ver ahora.

Cómo elaborarlas

Lo primero de todo será cocer las patatas, mejor enteras y con la piel, para que mantengan todo su almidón. Entre 20 y 40 minutos será suficiente. También se pueden pelar y cortar en trozos para tardar mucho menos si no disponemos del tiempo necesario. Una vez ha echado a hervir el agua, la cocción será a fuego medio. Las acompañamos de la hoja de laurel y añadimos al agua también sal y un chorro de vinagre de vino blanco. Ahora sólo quedaría preparar el aliño y el acompañamiento. Un proceso sencillo, pero clave para que las patatas revolconas tengan un sabor de locura. Aquí te mostramos el resto del proceso para unas patatas revolconas de gourmet.