El Mundo ha vivido tiempos convulsos en los últimos años: desde 2011 el periódico ha encadenado cinco directores diferentes y seis CEO. Estas circunstancias producidas bajo la eterna sombra ausente del padre, Pedro J. Ramírez, han motivado un desasosiego interno. Pero ahora bajo el timón de Antonio Fernández Galiano, la tutela directa económica de los italianos de RCS y la dirección de Paco Rosell se ha abierto una etapa que tiene la intención de impulsar un periódico que se dejó millones de euros y miles de lectores en plena crisis del papel. Cierto es que en los últimos meses los síntomas del cambio son positivos: El Mundo lideró en internet en el mes de marzo con 21 millones de usuarios únicos y el periódico apunta un crecimiento superior al 10% según el último Estudio General de Medios.

Estas son las 5 balas que disparará El Mundo para recobrar las fuerzas perdidas en sus años internos más convulsos:

1- Grandes firmas

El regreso de David Gistau como columnista estrella tras cinco años en ABC ha motivado una evidente alegría en el director de El Mundo, Paco Rosell: “Reforzamos el periódico con una de las grandes firmas del periodismo español, con la satisfacción añadida de que se trata de un regreso tras un lustro fuera. Además, creo que Gistau está en uno de sus mejores momentos. Hará columnas, pero también reportajes”. Este fichaje ha estado cocinado por Jorge Bustos, amigo personal de Gistau, al que considera uno de los grandes pupilos de la escuela de Paco Umbral junto a Manuel Jabois, hoy en El País.

2- La investigación es lo primero 

Paco Rosell era hasta su nombramiento al frente de El Mundo el adjunto al presidente de Unidad Editorial. Y tiene un claro diagnóstico, tras ver los toros tras la barrera del despacho: El Mundo tiene que volver a sus orígenes investigadores. Eso sí, sin traspasar ciertas líneas de los últimos años. Porque no ha sido agradable para el periódico verse envuelto en esta nueva etapa en acusaciones pretéritas que afectaban a Casimiro García-Abadillo o Eduardo Inda por publicar informaciones no contrastadas relacionadas con el caso Cuadrifolio.

La nueva etapa invita a un periodismo rotundo, pero a la vez sin las estridencias del 11-M. Es la consigna que recibió Esteban Urreiztieta, que tras volver después de una breve etapa en El Español está a la cabeza de un equipo de investigación donde brillan periodistas como Juan Nieto, que tras destapar la corrupción gurteliana en Valencia ha vuelto a hacer lo propio con el caso de financiación irregular que afecta al PSPV y al Bloc, ambos miembros de la considerada “primavera” o regeneración valenciana.

3- Entrevistas exclusivas

El mejor ejemplo de ellas fue la concedida por Cristóbal Montoro a Jorge Bustos. El ministro de Hacienda, a petición propia, desveló a El Mundo que el referéndum catalán del 1 de octubre no se financió con fondos públicos. ¿Por qué quiso echar un capote Montoro a Puigdemont? Nadie lo sabe. Pero también hay otra incógnita, en este caso mediática: ¿qué hace el ministro de Hacienda concediendo una entrevista al periódico que más quebraderos de cabeza le ha proporcionado? ¿Será que ha preferido olvidar y comenzar una nueva relación en la nueva etapa de El Mundo? Eso parece.

A nadie se le escapa que El Mundo destapó varios casos de Football Leaks que afectaron a jugadores del Real Madrid, entre otros Cristiano Ronaldo, antes de desvelar que el astro portugués contrató para salvar al embrollo al ex despacho de abogados de Montoro. Y que el propio ministerio abrió una inspección fiscal a El Mundo el día que se destapó el Caso Bárcenas. Pero ahora, sin Pedrojota ni Cuartango, las relaciones entre Montoro y Unidad Editorial podrían haberse suavizado.

4- Sinergias radiofónicas 

El Mundo ha ido eternamente de la mano de la radio. Desde su nacimiento, Pedro J. Ramírez explicaba a la hora del café los titulares que inundaban los kioskos desde la hora del madrugón. Esto lo hizo durante años con Antonio Herrero, Luis Herrero, Luis del Olmo o Federico Jiménez Losantos. Y ahora Rosell, colaborador de ‘Es la mañana de Federico’, ha vuelto a reabrir las sinergias en las ondas con esRadio, emisora con la que comparte capital en su poste madrileño y cadena con la que quiere compartir en parte posición ideológica.

En la emisora de Losantos ha aumentado de forma considerable la presencia de redactores de El Mundo en sus tertulias y el programa que dirige el turolense se ha emitido en varias ocasiones desde el auditorio de Unidad Editorial. El grupo sin embargo cuenta con una emisora propia, Radio Marca, que no deja de dar disgustos: tras no dejar de encadenar pérdidas ha sumado en el primer EGM del año solo 359.000 oyentes, cifra que dista demasiado de los 716.000 que llegó a alcanzar en junio de 2010.

5- Una estrella emergente 

Toda la redacción necesita a un chico malo. Y esta figura parece verse reflejada en Javier Negre, capaz de escarbar en la vida de la novia de Miguel Ángel Blanco, de insinuar que Diana Quer desapareció por estar enfadada con su madre y de pelearse con Ángel Garó en ‘Sábado Deluxe’. Negre ha protagonizado en las últimas semanas dos polémicas de aúpa: en primer lugar desveló que Salvador Perelló destapó el Caso Cifuentes y este profesor se defendió desvelando que nunca había concedido una entrevista y que Negre le llamaba por estar amenazado por Paco Rosell por no tener ninguna información propia sobre el caso que afectó a la Universidad Rey Juan Carlos, que curiosamente comercializa un máster de 12.000 euros que imparte junto a El Mundo.

También Negre se atrevió a publicar la identidad de nueve profesores de un colegio catalán que simplemente han sido acusados, que no condenados, de humillar a hijos de guardia civiles. El independentismo se ha vengado destapando información personal sobre Negre y su familia en las redes sociales y el periodista ha denunciado que “la CUP ha heredado las técnicas matoniles de Euskadi”, pero quizás él sea el último heredero de las tácticas de Pedro J. Ramírez en El Mundo.

Comentarios