Osborne

El Grupo Osborne, que ostenta marcas como Cinco Jotas, Montecillo, Carlos I, Magno y Nordés, ha tildado su 2018 como “año clave” en el que han consolidado sus marcas. No obstante, cerró el ejercicio con unas ventas de 218 millones de euros, una cifra que refleja una caída del 6,4% respecto al año previo, donde se embolsaron un total de 233 millones de euros.

El beneficio de explotación se situó en los 36,5 millones de euros, lo que supone una caída del 12%, respecto a 2017, según ha informado la compañía en un comunicado.

El presidente de la compañía, Ignacio Osborne, ha señalado que 2018 ha sido un “año clave” para la compañía. “Hemos renovado y reforzado nuestra organización y en el que hemos aprobado un plan estratégico sustentado en el crecimiento de nuestras marcas ‘premium’ y en la innovación y el desarrollo del portafolio”, ha indicado.

La firma del protocolo del porcino en 2018 entre España y China supone una extraordinaria oportunidad para el Grupo Osborne

En concreto, la firma ha destacado el incremento del 3% que ha registrado la cifra de negocio de sus marcas propias, impulsado por el desarrollo de Nordés, que se ha convertido en la primera marca en España en el segmento de ginebras por encima de 20 euros y que desembarca con éxito en distintos mercados internacionales.

El grupo ha subrayado también el refuerzo del posicionamiento de Cinco Jotas en el segmento del lujo, consolidando su valor en los distintos canales y mercados, manteniendo el impulso de la internacionalización y apostando por la inversión en comunicación de la marca.

China se ha convertido en el principal destino de los jamones de Cinco Jotas, donde se comercializa uno de cada tres jamones que vende al exterior y donde tras este acuerdo estiman un “incremento sustancial” en las ventas para los próximos años con la homologación del jamón con hueso.

EXPORTACIONES A CHINA

“La firma del nuevo protocolo de carne de porcino, en el que Osborne participó desde el inicio muy activamente apoyando a la Administración española, supondrá un importante impulso a las exportaciones de cerdo a China, que ya ocupan el primer puesto dentro del total de exportaciones agroalimentarias. En el caso de Cinco Jotas, nos permitirá reforzar el liderazgo de la marca en el mercado chino, y sin duda impulsará la estrategia de expansión internacional que llevamos desarrollando en los últimos años”, ha señalado Ignacio Osborne en declaraciones a Europa Press.

La compañía ha destacado su apuesta por la innovación y la extensión de gama en Carlos I (Carlos I Amontillado y Pedro Ximénez y la edición exclusiva Carlos I 1520 que se alzó con la medalla de oro en los prestigiosos World Spirits Awards). Así, Carlos I es el brandy de Jerez solera gran reserva más vendido en el mundo.

Por otro lado, en el pasado ejercicio se ha abierto el centro de experiencias enoturísticas de Bodegas Montecillo, que refuerza su apuesta por el posicionamiento premium, mientras que se sigue reforzando marcas icónicas como Anís del Mono, Veterano o Magno.

Osborne ha destacado la consolidación de sus principales ‘marcas asociadas’, entre las que destacan 100 Pipers Scotch Whisky, Passport Scotch Whisky y Brockmans Gin, y a las que se ha unido en 2018 el ron nicaragüense Flor de Caña.

Por último y entre lo hitos del pasado ejercicio, el grupo ha recordado la entrada en la sociedad Galician Original Drinks como vehículo para acelerar la innovación en la categoría de bebidas espirituosas.