La revista digital Orgullo y Satisfacción, creada de manera independiente por antiguos dibujantes de El Jueves, ha anunciado su cierre tras no haber podido cumplir el objetivo de 12.000 suscriptores que necesitaba para mantenerse.

Los dibujantes han señalado que mantendrán la publicación viva durante un año más para permitir que sus suscriptores más recientes reciban aquello por lo que han pagado.

Manel Fontdevilla, Manuel Bartual, Guillermo, Albert Monteys, Bernardo Vergara, Paco Sordo, Triz y Paco Alcázar, entre otros, se lanzaron a publicar Orgullo y Satisfacción tras las presiones que recibían por parte de RBA cuando trabajaban en El Jueves.

Humor frente a la censura

Los dibujantes abandonaron la publicación cuando la editora, RBA destruyó sin mediar solicitud oficial alguna 60.000 ejemplares de la revista, en cuya portada aparecía el Rey Juan Carlos entregándole una corona maloliente a Felipe VI. El mismo nombre de su publicación, Orgullo y Satisfacción, tiene un innegable aroma monárquico.

El cierre recuerda, lamentablemente, al final de la revista Tío Vivo, formada por antiguos dibujantes de Bruguera, que también tuvo que cerrar sus puertas durante el franquismo. Una historia que contó magistralmente Paco Roca en El Invierno del Dibujante.

Los autores han explicado detalladamente en su web los motivos y condiciones del cambio:

cierre

¿Va en serio lo de que vais a cerrar?

Sí.

¿Por qué cerráis?

Porque después de dos años y medio de vida, la revista no ha alcanzado la cantidad mínima de 12.000 suscriptores que necesitamos para que resulte viable. Cuando iniciamos este camino después de dimitir de El Jueves no esperábamos repetir aquellos 40.000 ejemplares vendidos de nuestro número 0, pero al menos sí consolidarnos en 12.000 suscriptores.

¿Por qué no es viable la revista por debajo de los 12.000 suscriptores?

Orgullo y Satisfacción reparte equitativamente los beneficios entre todos los que la escriben, dibujan, editan, administran, promocionan y la ponen en Internet cada mes. Tareas que exigen muchas horas y que merecen un sueldo digno, imposible con menos suscriptores.

¿Cuándo cerráis?

El último número que saldrá a la venta será el número 40, en diciembre de 2017. Hasta entonces, la revista acudirá cada mes a su cita con los lectores.

¿Por qué cerráis dentro de un año?

Porque es el mes en que vencen las últimas suscripciones formalizadas hasta hoy.

¿Habéis intentado adoptar medidas para evitar este desenlace?

Sí. Sin resultados, dentro de nuestra idea fundacional de independencia frente a socios financieros y a la publicidad.

¿No habéis pensado reconvertiros en otra cosa?

No. Reconvertirnos supondría renunciar a nuestra independencia financiera y de la publicidad. Y lo que saldría de ahí ya no sería Orgullo y Satisfacción, sino otra cosa.

¿Qué pasará este año con las suscripciones?

Todas las suscripciones seguirán en activo, y durante 2017 podrás seguir suscribiéndote a Orgullo y Satisfacción por tantos números como queden por publicar en el momento en que vayas a suscribirte.

¿Qué pasará con la zona de usuario tras el cierre?

Seguirá en activo durante unos meses, para que todos los suscriptores tengan margen suficiente para descargar todas sus revistas y ponerlas a buen recaudo.

¿Qué vais a hacer después de Orgullo y Satisfacción?

Ni idea. Sólo sabemos que desde ahora trabajaremos para que el último año de Orgullo y Satisfacción sea el mejor de todos en cuanto a calidad y diversión. Esto no va a ser un funeral en doce entregas.

¿Hay algo que queráis decir a los lectores?

Queremos manifestarles una vez más nuestra gratitud eterna por habernos acompañado todo este tiempo. Y sugerirles que sigan haciéndolo, porque este último año de Orgullo y Satisfacción, lejos de ser un drama, va a estar muy bien.

Hay cosas que no me han quedado claras.

Pues pregunta y en el próximo número de Orgullo y Satisfacción se te responderá. Estamos en [email protected]

Comentarios