emprendedores

Nueve meses después de la formación de gobierno en España, con una nueva victoria de Mariano Rajoy, y sumado en parte a la abstención de otros partidos, la situación económica en nuestro país se ha estabilizado e incluso mejorado en estos últimos meses. Sin embargo, las licitaciones públicas y el números de contratos para las empresas constructoras ha bajado respecto a periodos pasados. Así por tanto con el panorama actual, las grandes empresas que componen el sector constructor, han decidido inclinarse por una mayor diversificación geográfica en su negocio. Países de Norteamérica, Centroamérica y sobre todo Asia Pacífico, están siendo su principal objetivo para garantizarse una mejora significativa de las cuentas de resultados en sus balances.

Lidera este ejercicio en términos de rentabilidad, la compañía presidida por Florentino Pérez, ACS, que acaba de ganar nuevos e importantes proyectos a lo largo del mundo. Las ventas han crecido a un ritmo de dobles dígitos, con un comportamiento excepcional de CIMIC. Particularmente en Asia Pacífico, el repunte de su actividad ha crecido un 34,7%, ascendiendo sus ventas hasta los 2.461millones de euros, todavía lejos de los 3.550 millones que genera en Norteamérica, y muy superior a los 1.760 millones que genera en España. La deuda neta se ha reducido en más de un 50%, apoyada en gran parte por la venta de Urbaser.

Un posible fortalecimiento del dólar americano, gracias a subidas de tipos a partir de junio, y del dólar australiano, beneficiaría notablemente su cuenta de resultados. En el plano técnico, ha conseguido romper la importante resistencia marcada por los máximos de los últimos seis años y ha vuelto a precios perdidos en abril de 2011. A nivel fundamental es la empresa del sector, con mejores números en ROE, EPS y rentabilidad por dividendo. A pesar de haber subido ya, más de un 20% en los últimos 6 meses, es posible que volvamos a ver los títulos en los máximos de 2009 a 2011, en el entorno de los 39 euros por acción.

Otra atractiva opción para sacar jugo del sector es Ferrovial, que ha escalado rápidamente al umbral de los 20 euros por acción, superando ya el nivel previo al Brexit. En el corto plazo no parece asustarle por tanto en su cotización la incertidumbre generada por las próximas elecciones en el Reino Unido y una posible salida de la Unión Europea. Sus principales activos del grupo como son la autopista canadiense 407, el aeropuerto de Heatrow, y los managed lanes de Texas, siguen la buena estela del grupo, con resultados muy positivos. Su cartera ha incrementado la participación fuera de España hasta alcanzar el 79% del total de la misma. La compañía se encuentra inmersa actualmente en la puja por la adjudicación de un megacontrato en Los Ángeles, para la construcción de la red de metro valorada en 7.800 millones de dólares. Actualmente superando los 20 euros por acción, podríamos encontrar un siguiente objetivo en los 22 euros, niveles no vistos desde el año 2015.

En el grupo FCC, a pesar de su buen rendimiento en las últimas semanas, no encontramos aspectos tan positivos como en las empresas anteriormente comentadas. A pesar de una presencia internacional importante, la cifra de su negocio se reduce año tras año, a pesar de haberse adjudicado el mayor contrato de la historia de la construcción española como ha sido el metro de Riad, e importantes adjudicaciones también en Lima, Panamá y Reino Unido.

Una opción más volátil pero no por ello menos interesante es Sacyr, que desde los mínimos alcanzados el verano pasado ha obtenido una revalorización de más del 100%. Su crecimiento operativo es muy significativo, con un crecimiento del EBITDA en un 16%, gracias en gran parte a firmas de contrato en Sudamérica, principalmente en Paraguay y Chile. Su cartera ha aumentado un 9% con una participación a nivel internacional de un 58%. A pesar de su gran rentabilidad en estos últimos meses, su P/E es mucho más bajo que la media del sector por lo que vemos una opción barata y muy apetecible todavía para el inversor. A nivel técnico acaba de romper la tendencia bajista dibujada que nos podría dar una proyección hasta los 4 euros por acción en el medio plazo.

Menos interesante encontramos a la firma OHL, que desde sus máximos anuales, firmados el 10 de abril, acumula un desplome del 30% que le ha hecho perder todo lo que había recuperado en el año. Así mientras los bajistas afloran sobre el valor, elevándose al 8,123% de su capital, distintas casas de análisis han retirado sus buenas recomendaciones, como ha sido el equipo de análisis de Societé Générale achacando sus miedos a un pobre flujo de caja y las dudas sobre la legalidad de sus contratos, lo que ha significado la pérdida de los 1.000 millones de capitalización, y camino de volver a sus mínimos.

Por otro lado, comentar que el holding Acciona, tiene tres divisiones relevantes, energía, infraestructuras y otras actividades como Transmediterránea, inmobiliario, Bestinver (gestora de fondos) bodegas, así como otras participaciones. En el apartado de construcción la cifra de negocios alcanzó los 728millones de euros, un 70,4% superior al mismo periodo del año anterior. Con un incremento en la zona EMEA (Europa, Medio Oriente y África) de más del 65%. Con la cotización rompiendo los 80 euros por acción, su primer precio objetivo deberían ser los 90 euros.

 

Manuel Pinto, Analista de XTB

Comentarios