izquierda
Miguel Mora dirige Ctxt. Foto: APM.

Muchos periodistas despedidos y espoleados por la crisis de los mastodontes del papel lanzaron sus propios medios de izquierda, que tienen varios aspectos en común: son transparentes, tienen escasa dependencia de la publicidad, aparentan una gran independencia y se escapan del consenso socialdemócrata del papel.

Cierto es que la mayoría de medios y proyectos que pasamos a analizar tienen problemas de irrelevancia, en algunos casos por una escrupulosa selección de ingresos, y sufren unas evidentes dificultades para alcanzar grandes ingresos por su negativa a chapotear en el ‘clickbait’ o en el sensacionalismo.

CTXT: LA IZQUIERDA DE MODA

Esta revista online dirigida por Miguel Mora cerró 2018 con unos beneficios de 23.240 euros y encadenó su segundo ejercicio consecutivo en números negros, con el que compensan los casi 85.000 euros que se dejaron en su año fundacional, 2015.

Ctxt superó el medio millón de ingresos, de los cuales más del 35% proceden de suscripciones y donaciones (que superan a publicidad y patrocinios). Las ventajas de este medio son su creciente influencia y su liviandad: apenas cuenta con seis periodistas en nómina más varios colaboradores, entre ellos Gerardo Tecé o Ignacio Sánchez-Cuenca, que se embolsan 50 euros por artículo de opinión y 120 por reportaje.

izquierda
Las cuentas de Ctxt en 2018.

La mala noticia de 2018 fue que vieron caer su porcentaje de ingresos por suscripciones más de un 11%, según ellos por “la ampliación de las ofertas con descuento del 50%” y “el parón en las nuevas suscripciones, coincidente en el tiempo con la caída del Gobierno del PP y la llegada del PSOE al poder tras la moción de censura. A 31 de marzo de 2019, CTXT tiene 8.312 suscriptores”.

Ctxt cuenta con acuerdos con El País y Público, organizó con éxito en 2018 las I Jornadas Feministas de Zaragoza patrocinadas por el consistorio liderado por Pedro Santisteve y afirman que su apuesta por la calidad “dificulta la entrada de anunciantes, pues el mercado ignora el valor de los contenidos y solo evalúa el número de pinchazos (páginas vistas) que declaran los medios, datos muchas veces falseados con bots y otras trampas”.

El citado medio afirma que “agencias y grandes anunciantes promueven además de forma prioritaria la colocación de contenido patrocinado (publirreportajes más o menos velados) y de publicidad oculta, prácticas engañosas que CTXT tiene prohibidas por su ideario fundacional”.

INFOLIBRE: EL MODELO DE LA IZQUIERDA FRANCESA

El portal infoLibre está inspirado en el exitoso modelo francés Mediapart, socio fundacional del periódico online dirigido por Jesús Maraña. En febrero de 2018 contaban con ‘solo’ 9.302 socios, 407 menos que 365 días atrás.

El periódico achaca la caída al “estallido del conflicto territorial en Cataluña y la respuesta al mismo por la vía penal desde el Estado supuso una reacción en la comunidad de infoLibre muy similar a la que ha sufrido el espacio progresista en España: denunciar las ilegalidades cometidas por el separatismo unilateralista y considerar al mismo tiempo desproporcionadas algunas de las acusaciones por las que hoy se sientan en el banquillo dirigentes independentistas”.

Maraña afirma que el portal “renuncia a la guerra del clic y no dedica un solo euro a comprar tráfico en internet” y subraya que ingresaron en 2018 más de un millón de euros. El portal cuenta con 21 redactores más cinco becarios y perdió el año pasado 127.635 euros pese a que contaban con unos beneficios que no llegaron, según ellos, por la “leve caída anual en el número de socio”.

EL DIARIO: PERIODISMO A PESAR DE TODO

Ignacio Escolar puso en marcha en 2012 eldiario.es, que utiliza una fórmula mixta de suscripciones y publicidad que se alimenta con grandes exclusivas, un estupendo nervio informativo y un sustrato ideológico que oscila entre la socialdemocracia y la ‘izquierda pop’.

El proyecto cuenta con un equipo comercial propio y según sus cuentas, a fecha de septiembre de 2018, eldiario.es cuenta con 32.700 socios, se ha situado en el ‘top ten’ de los medios informativos españoles y lidera en influencia, beneficios, ingresos y plantilla, con 72 empleados, 11 becarios, 7 redactores en su portal hermano Vertele y otros 57 en once ediciones locales asociados.

izquierda
Nacho Escolar y Pedro J, Ramírez capitanean dos modelos de éxito de la prensa online española.

El periódico dirigido por Nacho Escolar tiene unos ingresos anuales cercanos a los seis millones DE euros y durante el primer semestre de 2018 obtuvieron un beneficio antes de impuestos de 547.537 euros que se reinvierten casi en su totalidad en ampliar la plantilla. Tal y como explica su director, “si el primer cliente es el lector, el periodismo gana”.

LA MAREA, PÚBLICO, CUARTO PODER, ‘LA CAFETERA’ Y ‘CARNE CRUDA’

La Marea, puesta en marcha por una cooperativa de periodistas rebotados de Público, ha ido ganando poco a poco gran relevancia, en especial gracias a las exclusivas firmadas por Antonio Maestre, tertuliano de La Sexta.

En 2017 lograron unos ingresos superiores a los 240.000 euros, pese a lo cual perdieron más de 40.000 euros. Su modelo de negocio está basado en una revista de papel mensual, pero su proyecto está lastrado por su incapacidad para obtener ingresos por publicidad: apenas 17.300 euros.

Con más músculo financiero cuenta Público, en manos del magnate Jaume Roures, del que algunos de los trabajadores de La Marea guardan un infausto recuerdo. En 2015 Público logró 2.000 euros de beneficio tras haber ingresado 2,2 millones de euros.

Otros proyectos de la nueva generación de la izquierda mediática son el periódico de blogs Cuarto Poder, testigo de los navajeos tradicionales del progresismo, y los podcast ‘La Cafetera’, de Fernando Berlín, o ‘Carne Cruda’, con Javier Gallego al frente.