Nintendo
Foto: Patrick T. Fallon/Bloomberg

Nintendo Switch hizo el debut el año pasado como una consola híbrida que podía trasladarse. Una vez más, la compañía japonesa ponía en el mercado un nuevo aparato que rompía con las normas de los videojuegos convencionales. Los más convencidos de las bondades del nuevo producto llegaron a definirla como un digno sucesor de la ya exitosa consola Wii de la propia Nintendo.

Equipada con una pantalla incorporada, y controladores hipersensibles, su objetivo no era otro que hacer que la experiencia de juego fuera lo más fluida posible, a la par que posibilitaba el uso del producto de manera diferente. Por ejemplo, convertirlo en una motocicleta o en un piano virtuales.

La previsión de la compañía podría caer hasta en tres millones de unidades, según analistas

Con pocos títulos atractivos de cara a la campaña navideña, las ventas no serán las esperadas por la compañía. Porque, más allá de un grupo de admiradores, no ha llegado a calar entre los usuarios de este tipo de productos.

Así, y de aquí al mes de marzo, las ventas previstas apuntan a unos 35 millones de unidades según el consenso de ocho analistas consultados por Bloomberg. Por tanto, estaríamos ante unos tres millones menos, ya que la compañía habla de 38 millones.

NINTENDO Y SU SEGUNDO AÑO

¿Por qué no se van a cumplir las expectativas? Durante el primer año de vida, Nintendo Switch agrupó a sus mejores franquicias (Super Mario, Zelda y Splatoon), pero en el segundo año se puede decir que se quedó ‘seca’. El volumen de juegos que mostró fue inferior, lo que terminó afectando a las ventas de hardware.

Tampoco los accesorios de cartón lanzados en el mes de abril han logrado hacer despegar las ventas. Nintendo Labo, que así se llaman, no han logrado en su mayor parte aumentar el interés más allá de quienes ya planeaban comprar una Switch.

“Todas las grandes consolas necesitan un gran segundo año y Nintendo no lo ha generado para Switch”, señala Cornelio Ash, un analista de William O’Neal, en Los Ángeles. Y añade: “Los inversores pensaban que en el transcurso de cinco años se podrían vender, tal vez, hasta unos 90 millones de unidades. Pero después de este año, ese pronóstico parece imposible”.

funcionarios

El Gobierno se enfrenta a un agujero de más de 1.200 M€ si los funcionarios se sublevan

Si el Gobierno acaba aceptando las reivindicaciones de los funcionarios de prisiones se podría crear un efecto bola de nieve que lastraría los presupuestos.

Nintendo ha declinado hacer declaraciones al respecto. Algunos ejecutivos de la compañía han dicho que todavía es pronto para evaluar el desempeño de Nintendo Switch durante el segundo año de su vida, y que la empresa sigue manteniendo en pie su pronóstico.

Los tres últimos meses del año suelen representar alrededor de la mitad de las ventas de la compañía. Pero, desde marzo, los analistas vienen reduciendo sus estimaciones anuales de ingresos y ganancias operativas.

Las acciones de Nintendo han caído aproximadamente un 33% desde su pico máximo en enero. Por tanto, han perdido más de 20.000 millones de dólares. “La acción vuelve al nivel en que estaba cuando se anunció la Switch, lo cual no habla muy bien de sus perspectivas a largo dijo”, concluye Cornelio Ash. Sin embargo, 20 de los 23 analistas consultados por Bloomberg recomienda comprar acciones.

Yuji Nakamura para Bloomberg

Comentarios