Eléctricas CNMC

Si eres un pequeño ahorrador español, que cada uno elija el límite para dicho requisito, es muy probable que te afecte más de lo que piensas (si alguno lo ha pensado) el hachazo que la CNMC ha practicado sobre las empresas energéticas de distribución pública, esto es Red Eléctrica, Enagas y Naturgy. Alguien podría preguntarse cómo es posible si nunca en su vida ha comprado una acción de dichas compañías (incluso habrá quien se pregunte que es eso de Naturgy), la respuesta es tan corta como sencilla: los fondos que te ha endosado tu banco, porque los depósitos no dan rentabilidad.

Las firmas españolas, incluidos bancos extranjeros que comercializan fondos en el territorio nacional, mantienen acciones de las tres compañías por un valor cercano a los 10.000 millones de euros, aunque a efectos prácticos habría que retirar de la ecuación unos cuantos miles de millones como por ejemplo de la inversión de Criteria Caixa en Naturgy. Aun así, el volumen no es pequeño y se concentra gran parte de ellos en las gestoras de los grandes bancos españoles, así los tres grandes coordinadores de fondos BBVA (también BBVA Asset Management), Banco Santander y Caixabank Asset Management figuran entre los principales accionistas de las tres compañías.

Pero claro, las distintas entidades, a las que se puede sumar Bankia, Bankinter, Ibercaja Gestión o Banco Sabadell como grandes accionistas, comercializan infinidad de fondos, por lo que ya tendría ser mala suerte que a un cliente (que además sabe muy poco de inversión) depositase su dinero en un fondo con exposición a las tres compañías de distribución. Aunque más bien sería todo lo contrario, puesto que sería más bien suerte haber comprado uno que no estuviera invertido en Red Eléctrica, Enagas o Naturgy, dado que dichas firmas son verdaderos referentes para los inversores en dividendos y dichos pagos son muy utilizados en las carteras de renta variable de menor riesgo.

Repsol MW verdes

El deterioro operativo de Repsol pone en riesgo sus grandes cifras del año

Mientras todo el mundo observa el viraje en la estrategia de negocio que, de manera lenta, está tomando Repsol, los datos operativos...

En el caso de Enagas, que se ha llevado el mayor mazazo bursátil (y cuyos dividendos futuros están en peligro) tiene posicionado a Banco Santander entre sus grandes inversores con un 0,42% del capital social con un millón de acciones repartidas por distintos fondos, entre otros Santander Solidario Dividendo o Santander Dividendo Europa. Aunque también está posicionado a través de fondos de pensiones en su cartera de Santander Dividendos. Ibercaja Gestión es el segundo gran inversor español en la firma gasística con un 0,18% a través de fondos como Ibercaja dividendo, Ibercaja Bolsa o Ibercaja Flexible Europa que se sitúan entre los 25 fondos más comercializados por la entidad y entre los favoritos en renta variable.

En el caso de la gestora de fondos de BBVA, también su administradora de banca privada, que es la que más clientes tiene de toda España sus posiciones son muy importantes en las tres compañías. En Red Eléctrica es la primera nacional, con un 0,34% de acciones, en Enagas la tercera y en el caso de Naturgy la segunda empatada con la de Caixabank. Ésta última, también está entre los grandes inversores en dichas compañías, en concreto la segunda, la cuarta y la segunda, respectivamente. Ambas, posicionadas a través de fondos de bolsa española, europea o con retornos importantes por dividendos. Obviamente, no son las únicas, por ejemplo, los fondos Bankia Dividendos y Bankia Bolsa están presentes en las tres firmas.

LOS FONDOS ESPAÑOLES HAN REDUCIDO A LA MITAD SU EXPOSIÓN

Pese a que los pequeños ahorradores españoles serán los más penalizados, quizás la caída del precio de la luz (que parece dispuesto a desafiar aquel dicho de que todo lo que sube baja) les compense, aun así, los fondos, sicavs y demás instrumentos de inversión han preferido ir desinvirtiendo en dichas compañías, haciendo bueno aquel antiguo refrán español, del que apenas queda rastro en el habla moderna castiza, dice aquello de que más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena.

Francisco Reynes, presidente de Naturgy.

Las tenencias españolas de acciones de Naturgy, Enagas y Red Eléctrica han pasado en dos años del 40,16% al 23,11%, esto es que han reducido su riesgo a la decisión del regulador casi a la mitad. En valor, si le damos el actual, sería pasar de 18.541 millones a 9.495, aunque obviamente una parte importante de dicha reducción viene explicada por la venta de Repsol de su 20% de Naturgy, cuando era Gas Natural. Aun así, la variación es importante y resalta respecto de la evolución de otro gran mercado como Estados Unidos, que se ha convertido en el máximo accionista geográfico, ya que los tenedores de títulos de dichas firmas han incrementado su porcentaje en estos dos años, añadiendo 1.676 millones para un riesgo total de 12.455.

El cuanto al baile de posiciones en los últimos días destaca que los grandes fondos apenas se han dejado intimidar por la opinión inicial de la CNMC y no han variado su posición, salvo casos como Blackrock en Naturgy (que redujo en 176.000 acciones su posición) o UBS el día nueve en la firma presidida por Francisco Reynes que vendió 122.124 títulos. Por su parte, destaca que los últimos movimientos en Red Eléctrica han sido compras importantes como las de Dekabank (1,5 millones), JP Morgan (640.000) y UBS (152.000).